825
Vistas

Él-nos-prosperará

A inicios de este año recibimos la instrucción de parte del Señor para que anunciáramos a su pueblo que este es un tiempo especial de Dios para edificar, para establecer los cimientos de un año de victoria y de cumplimiento de promesas. El Espíritu Santo ha estado desafiando a su pueblo para que se levante y se active por medio de la fe en la Palabra para esforzar sus manos y levantar las murallas de bendición, salud, vida, prosperidad y paz que Él quiere que sean edificadas en medio de nuestras familias.

En la maratónica de febrero, el Señor nos recordó que este año Dios provocará cosechas extraordinarias a semillas que determinemos sembrar en el transcurso de este tiempo. Conquistarás de acuerdo a lo que siembres y recibirás cosecha, galardón y recompensa en la medida que obedezcas y honres los principios de Dios.

En virtud de esta verdad poderosa, estamos persuadidos que Dios sale a tu encuentro, para recordarte que Él vendrá sobre ti con poder para hacer prosperar cada una de las acciones de fe y obediencia que emprendas. Si has determinado levantarte y edificar de acuerdo a la Palabra y conforme a tu fe, Dios lo hará crecer, lo hará producir y será para bendición y prosperidad para ti y los tuyos.
Conforme a la fe te será hecho, conforme a la acción de tus manos te será recompensado, Dios abre el cielo para traer galardón a tu convicción firme, a tu determinación con base en las promesas que Él te entregó.

Dios te recuerda que es su bendición la que enriquece y no añade tristeza con ella (Proverbios 22:10), que Él es el que te da el poder de hacer las riquezas a fin de confirmar su pacto (Deuteronomio 8:18) y que es su deseo que seas prosperado en todas las cosas, que tengas salud, así como tu alma prospera (3 Juan 1:2).

Has estado escuchando las voces de las circunstancias, voces que te dicen que es mejor quedarte quieto, que no emprendas, voces pesimistas que presumen que las cosas a nivel mundial están difíciles y que indican que este año será gris. Pero Dios envía su Palabra para decirte que para los hijos de su Reino este será un año de conquista y de oportunidad, en el cual, Él prosperará la semilla que siembres aún en las condiciones más adversas.

Las promesas de su Reino no están limitadas a las condiciones económicas mundiales, las promesas de Dios están supeditadas a su ilimitado poder e infinita capacidad que no se acortan a causa de obstáculos e impedimentos humanos. No permitas que una visión pesimista de las circunstancias actuales nublen tu fe y te detengan de soñar, creer, sembrar y caminar en las promesas que tienes de parte de Dios. Es momento de sacar las dudas, el estupor, la pasividad y mantener firme tu convicción en la seguridad del nombre de nuestro Dios que es una torre inconmovible a la cual correrá el justo y levantado será.

Por lo tanto levántate, activa tu fe, pon en tu boca su promesa y declara como lo hizo Israel en tiempo de Nehemías:
Nehemías 2:20 Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos…

Recuerda en Enlace estamos creyendo contigo y orando al Padre por tu victoria.
Bendiciones

Él nos prosperará – Adiel Barquero

Enlace
Acerca del Programa
-