7731
Vistas

rompimiento

“Subirá el que abre caminos delante de ellos: abrirán camino y pasarán la puerta, y saldrán por ella; y su rey pasará delante de ellos y a la cabeza de Jehová.” – Miqueas 2:13 (RVR 1960).

Este es el tiempo para el rompimiento hacia la victoria. Habrá un aumento de milagros, señales y prodigios. La unción será tan fuerte que destruirá fortalezas que se han mantenido por largos periodos, plagando la vida de la gente.

“Acontecerá en aquel tiempo que su carga será quitada de tu hombre y su yugo de tu cerviz y el yugo se pudrirá a causa de la unción.” Isaías 10:27 (RVR1960).

Y el Señor dice: “Mi pueblo está entrando en un tiempo de superación que va a producir grandes progresos. Porque el enemigo ha venido como una inundación, pero yo el Señor estoy desatando grandes victorias. Yo voy a refrenar la marea de violencia. Yo voy a traer paz a la tierra. ¡Yo voy a traer un despertar! ¡Yo voy a desatar avivamiento!”.

¡Este es un año donde las bendiciones nos van a alcanzar, si obedecemos la voz de Dios! Si disponemos nuestras manos a las cosas que pertenecen al Reino de Dios, por su causa, vamos a empezar a prosperar. Es crítico que pasemos tiempo buscando al Señor para la correcta alineación en nuestras relaciones, para que podamos desatar estas bendiciones.

Para algunos esto significará movimientos geográficos, para otros, el dejar lo viejo por lo nuevo. Para otros, significará establecerse en relaciones de pacto aún cuando estas sean probadas.

La promesa y la condición.

“Acontecerá que, si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las acciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones y te alcanzarán si oyeres la voz de Jehová tu Dios”. Deuteronomio
28:1-2 (RVR1960).

El año 5777 en el calendario hebraico que simboliza la espada coronada. La espada corta lo viejo y desata lo nuevo. El enemigo ha estado tratando de cortar muchas relaciones y ha venido en contra de un nuevo movimiento de unidad en las familias del cuerpo de Cristo. Veremos a Satanás ser derrotado en muchos niveles, conforme experimentamos grandes rompimientos y progreso tanto en lo personal como corporativamente.

Este es el año del rompimiento, de la ruptura para desatar:

• Mantos o unciones del Espíritu Santo a través de generaciones. Este es un año para asegurar tu legado.
• Reconocimiento de nuevos líderes y liberación.
• Cambios en los gobiernos y formación de nuevas alianzas internacionales.
• Habrá más exposición de corrupción tanto en los Estados Unidos como en las naciones.

Habrá muchos cambios en este año que viene. Cambios de ubicación, casas, edificios y se romperán sistemas de deudas generacionales. Una nueva generación de guerreros espirituales será entrenada y se levantará a hacer intercesión profética y gubernamental. Los movimientos de oración antiguos serán fortalecidos y una nueva generación de guerreros de oración se levantará para la batalla. Habrá un despertar de la oración y la guerra espiritual. La liberación tomará lugar en muchos niveles a través de este movimiento fresco.

Habrá constantes sacudimientos conforme la espada del Señor penetre la oscuridad de siglos sobre las naciones. Algunas experimentarán grandes tumultos y sacudimientos.

La buena noticia es que en medio de estos sacudimientos habrá un tiempo renovación y de unidad como en Ezequiel 37 cuando el sacudimiento de los huesos secos causo un nuevo soplo y vida al ejército del Señor.
Habrá una fuerte unción en la “ekklesia” para desarraigar y derribar las puerta y murallas del enemigo.
El Señor nos mostró claramente que esta es una estación donde a la “ekklesia” se le dará una unción especial no solo para desarraigar y echar abajo, pero una temporada especial de construcción y siembra.
Por lo tanto, advertimos a los intercesores a orar más allá del derribar y traer abajo los viejos sistemas orando para que se formen nuevas estructuras y sistemas. Intercedamos por nuevos líderes y por el establecimiento de sistemas efectivos que construyan las naciones.

Una de las cosas que deben ser plantadas es lo que llamamos “La revolución del amor”.
Un nuevo Movimiento de Juan 17.

El Señor nos habló de que el próximo año veremos un nuevo movimiento de Juan 17, donde la oración de Jesús será contestada. Muchas vertientes correrán juntas hasta ver un río de avivamiento que fluirá a través de la tierra. Habrá grandes reconciliaciones entre denominaciones, naciones y personas.
Dios ungirá a pacificadores en esta temporada que estarán empoderados por Dios para ser una voz de unidad entre facciones que ayudarán a sanar rupturas.

Este movimiento de Juan 17 se extenderá también a las familias porque habrá un enfoque en las familias, donde rupturas de mucho tiempo entre hermanos y entre padres y sus hijos serán sanadas. Dios está llamando a las familias a orar juntas y a “iluminar” el altar familiar. Fortalezas en sistemas familiares serán quebrantadas de maneras poderosas y sobrenaturales. Esto aún se extenderá a fortalezas de pobreza, enfermedades, alcoholismo y abuso de drogas. Los movimientos de Juan 17 se alinearán en contra de la injusticia y fortalezas religiosas, conforme juntos decidan que necesitan un nuevo mover del Espíritu Santo.

Estamos oyendo las palabras: ¡Vino nuevo, Vino nuevo!

Habrá una convergencia de todos los movimientos pasados de Dios uniéndose. Esta gran convergencia de las edades está viniendo con una gran reforma que va a liderar la Gran Transformación de las naciones.
Muchos “hacedores de milagros” que son creativos por naturaleza serán visto en cientos de iglesias alrededor del mundo. Iglesias viejas, centenarias que han orado por un nuevo mover del Espíritu Santo verán sus oraciones contestadas. ¡Es el tiempo para un nuevo Pentecostés!

La más grande cosecha de almas que la tierra ha conocido está sobre nosotros. Cientos de miles serán salvos.
Los pozos históricos de avivamiento van a fluir nuevamente conforme audaces evangelistas tomen lugares en las calles, en los campos de escuelas que tenían sus raíces progresistas y marxistas.

América Latina será el líder de este movimiento de Dios.

Se escribirán canciones que influirán no solo a la iglesia sino a la sociedad en gran manera. Estas canciones discipularán naciones. Adoradores poderosos se levantarán conforme una nueva generación se mueve en las ciudades y regiones, abriendo los cielos de forma masiva. A través de la alabanza y la adoración, ellos penetrarán las tinieblas creadas por principados y poderes sobre las regiones.


Palabra dada por el Consejo Apostólico de Profetas Ancianos.
Desde el año 1999 el “Consejo Apostólico de Profetas Ancianos” ha reunido las voces proféticas más respetadas de las naciones para buscar del Señor la palabra del siguiente año. Nuestra convicción ha sido que debemos funcionar de acuerdo a Hechos 13:1-3. Este pasaje nos hace ver que fue el Espíritu Santo fue el que desato la palabra profética para el grupo, en oposición a una palabra exclusiva de un profeta. Es importante entender que toda palabra profética debe ser bañada en intercesión. Nuestra respuesta a través de la oración nos ayuda a que las palabras de bendición sucedan y pueden disminuir y aún cambiar palabras de juicio. También es importante hacer notar que Dios muchas veces habla en temporadas o estaciones, en oposición a años calendarios. Muchas de las palabras dadas en el pasado aún están siendo cumplidas en este momento alrededor del mundo. Entonces la anterior es una vista panorámica de la palabra del Señor al “Consejo Apostólico de Profetas Ancianos” para el año 2017, que es el 5777 en el calendario hebraico y más allá.
Nota: Esta reunión tuvo lugar en mes de noviembre del 14 al 16 del año 2016 en Dallas Texas y algunos de los eventos ya han sucedido.

Palabra Profética: 2017 el año del Rompimiento

| Noticias |
Enlace
Acerca del Programa
-