Génesis 1.28 Nueva Versión Internacional
Y los bendijo [Dios] con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense».


Cuando Dios creó al hombre, lo primero que le dijo fue: «Sean fructíferos y multiplíquense». Jesús trata el mismo tema en Juan 15.16: «Yo los escogí… para que vayan y den fruto, un fruto que perdure». El verbo «perdurar» significa que debes enfocarte en tu carácter, tus recompensas eternas y en la edificación del reino de Dios, y no en tu agenda pasajera. Jesús también dijo en Juan 15.2: «Toda rama que en mí no da fruto, la corta». Te preguntas: «¿Quiere decir que pierdo mi salvación? No, Él estaba hablando de ramas «en mí»; o sea, que es posible ser creyente y no dar fruto. La traducción griega de «cortar» es aíro, que significa «elevar». Las ramas nuevas tienden a crecer cerca del suelo. Pero ahí no dan fruto. Cuando llueve, se llenan de barro y moho, se enferman y no producen frutos. ¿Crees que el viñero las tira? No, son muy valiosas para eso. Él camina por su viñedo con un cubo de agua, busca las ramas caídas, las eleva para sacarlas de la tierra y las limpia. ¿Recuerdas sus palabras en Juan 15.3? «Ustedes… están limpios por la palabra que les he comunicado». Una vez que las ramas estén limpias, él las eleva, las enrolla en el enrejado, las amarra bien, y muy pronto florecen y dan fruto.

Así que la palabra para ti hoy es: no importa si te has caído al suelo o simplemente te has conformado con una vida por debajo de tu potencial, Dios no te tirará. Él te elevará, te limpiará y te ayudará a florecer otra vez.

© 2018 C.E.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO
 

185

¿ESTÁS DANDO FRUTO?

Enlace
Acerca del Programa
-