Números 22.34 Nueva Versión Internacional.
Ahora bien, como esto te parece mal, voy a regresar.


Una tejedora de encajes estaba trabajando en un diseño muy complejo, cuando se dio cuenta de que había cometido un error al principio del tejido. Para el ojo inexperto podía pasar inadvertido y habría podido camuflarlo, pero momentos como esos separan al profesional del aficionado. Ella trabajó toda la noche, destejió los puntos hasta que llegó al error, lo arregló y comenzó otra vez. Cuando el ángel bloqueó a Balán en el camino, Balán dijo: «He pecado. No me di cuenta de tu presencia en el camino para cerrarme el paso… como esto te parece mal, voy a regresar». Hay momentos en los que tienes que regresar y arreglar las cosas. Ahora bien, por lo general Dios no envía ángeles para decirnos que estamos fuera de ruta. Él nos habla a través de su Palabra, de un amigo de confianza o de nuestra conciencia. Un maestro de Biblia comenta: «Si el Espíritu Santo te revela que cometiste un error, no tiene sentido seguir adelante a menos que volvamos atrás… A veces llegas muy lejos en la vida y te das cuenta de que… los hilos simplemente no se están juntando; cometiste un error en algún momento. Tus pecados te han llevado a la hora de la verdad. Nos perjudicamos cuando simplemente hacemos una corrección rápida a mitad de camino. Si quieres que los extremos se encuentren, entonces pídele al Espíritu Santo que te muestre dónde te “saltaste la puntada”». Marco Aurelio dijo: «A menudo, el delincuente es el que ha dejado algo sin hacer, no siempre el que ha hecho algo».

La palabra para ti hoy es… si el Espíritu Santo está tratando contigo por algún asunto pendiente en tu vida, detente, regresa y arréglalo. No es fácil, pero Dios honrará tu humildad y tu obediencia.

© 2018 C.E.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

596

REGRESA Y ARRÉGLALO

Enlace
Acerca del Programa
-