Lucas 17.19 Nueva Versión Internacional.
«Tu fe te ha sanado».


Echemos otro vistazo a los diez leprosos que Jesús sanó. En las etapas finales de su enfermedad, la piel literalmente comenzaba a caerse de sus cuerpos. Pero fíjate que Jesús no les impuso las manos ni oró por ellos. Ni siquiera habló de su lepra. En cambio, les ordenó que fueran y se presentaran al sacerdote. Qué extraño, ¿no? Para algunos de nosotros quizás hasta parezca ridículo. Pero antes que Dios haga lo milagroso, a veces nos pedirá que hagamos lo ridículo. De hecho, cuando Él te pide que hagas algo, tal vez ni siquiera parezca que esté relacionado con tu petición. Cuando eso pasa, tienes una decisión que tomar: dudas de Él o lo obedeces. En vez de discutir interminablemente el asunto, ¡simplemente haz lo que te dijo que hicieras! A veces, Dios te da «una palabra» y parece que no está funcionando —pero sí lo está— aunque no lo parezca. La fe a la que Dios responde no requiere explicaciones. El versículo 14 dice: «Resultó que, mientras iban de camino, quedaron limpios». Fíjate en las palabras «mientras iban de camino». La Biblia dice en Salmos 37, versículo 23: «El SEÑOR afirma los pasos del hombre cuando le agrada su modo de vivir». Cuando Dios te diga algo, ¡date prisa y hazlo! Trata de imaginarte esto: mientras los leprosos iban en camino, los dedos de sus pies comenzaron a crecer otra vez. Según se iban moviendo en obediencia a su palabra, un tocón creció hasta convertirse en un dedo. Entonces, la palabra para ti hoy es: no te detengas ahora. Sigue caminando en fe y creyéndole a Dios. Filipenses 1.6 (Nueva Versión Internacional) dice: «El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando…».
© 2018 C.E.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

756

PON TU FE A TRABAJAR

Enlace
Acerca del Programa
-