Génesis 15.1 Reina-Valera 1960.
«Vino la palabra de Jehová a Abram… diciendo: No temas».


El título de la comedia romántica de William Shakespeare, Mucho ruido y pocas nueces, proviene del relato bíblico de cuando Jesús resucita de los muertos a la hija de Jairo. Cuando Jairo fue donde Jesús para pedirle ayuda, su hija estaba gravemente enferma. Mientras Jesús y él iban de camino a la casa, la niñita murió. En Marcos 5.36 (Nueva Versión Internacional), leemos que Jesús le dijo al agobiado padre: «No tengas miedo; cree nada más». Cuando llegaron a la casa, todo el mundo estaba llorando y Jesús preguntó: «¿Por qué tanto alboroto?». La palabra «alboroto» significa «conmoción, mucho ruido, gritería». Entonces, Jesús tomó de la mano a la niña y le dijo que se levantara. Y para el asombro de todos, lo hizo. Ahora bien, si Jesús puede resucitar a los muertos, ¡ciertamente no tienes ningún problema que Él no pueda resolver! El milagro comenzó tan pronto Jairo salió a buscar a Jesús. Y cuando haces lo mismo, te colocas en posición para recibir los resultados que necesitas. Entonces, ¿vas a seguir haciendo «alboroto» acerca de tus problemas, o vas a orar en fe y creer que Dios vendrá a ayudarte? ¿Cuánta energía y emoción estás desperdiciando por cosas que nunca se materializarán? ¿O cosas que no puedes controlar? ¿Cuántas noches más te vas a quedar despierto, mirando al techo, pensando en todo lo que podría pasar? He aquí una mejor idea. Reclama la promesa que encontramos en Salmos 4, versículo 8 (Nueva Versión Internacional): «En paz me acuesto y me duermo, porque solo tú, SEÑOR, me haces vivir confiado».
© 2018 C.E.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

698

NO TEMAS

Enlace
Acerca del Programa
-