Isaías 55.12 Nueva Versión Internacional
Serán guiados en paz.


¿Alguna vez has sentido en tu espíritu que te están «velando» cuando estás a punto de hacer algo? Es probable que Dios esté tratando de llamar tu atención. Su promesa en Salmos 32.8 (Nueva Versión Internacional) es: «Yo te instruiré… yo te daré consejos y velaré por ti». Una pareja cristiana estaba comprando su primera casa. Cuando llegó el momento de firmar los papeles, la esposa dijo: «No podía dejar de sentirme intranquila. Mi esposo también tenía un mal presentimiento, así que decidimos no seguir adelante… Unos meses después, mi esposo murió en un accidente. No hubiera podido pagar la hipoteca y también proveer para mi bebé recién nacido y para mí… Nuestra falta de paz era el Espíritu Santo llamándonos a una “pausa”… No conocemos el futuro, Dios sí, y Él dirige nuestros pasos a través de la paz, o la falta de ella. El Espíritu Santo actúa como un árbitro. Cuando los jugadores se mantienen dentro de los límites, pueden moverse libremente. Pero cuando hay un problema, o la pelota se sale del terreno, el árbitro suena el silbato, detiene la jugada y restablece el orden. La ausencia de paz tal vez quiera decir que el “árbitro celestial” ha sonado el silbato. A veces una adversidad inesperada patea la bola fuera del campo; en otras ocasiones, salimos nosotros del campo cuando cedemos a la tentación o el pecado. Si somos astutos, cuando escuchemos el silbato, esperaremos hasta que Dios restablezca nuestra paz».

La Biblia dice: «Serán guiados en paz». ¿Quiere esto decir que siempre te sentirás seguro de tu decisión? No, pero la decisión correcta vendrá acompañada por una sensación de paz de Dios.

© 2018 C.E.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

133

CUANDO SUENA EL SILBATO

Enlace
Acerca del Programa
-