Ande de acuerdo con la voluntad del Señor, obedezca sus caminos, y Él derramará su bondad sobre usted.

Salmo 118.1-4

Dios es bueno. Lo vemos por donde sea que miremos. Podríamos preguntarnos por qué pasan cosas buenas a personas malas, o cosas malas a los seguidores de Cristo. Sin embargo, no importa cuán grande sea nuestro servicio al Señor, no somos más merecedores de la bondad del Señor que cualquier otra persona. Solo Dios puede juzgar lo que es “bueno” de verdad, pues conoce nuestros corazones.

Demasiado de algo bueno puede tener efectos negativos. Por ejemplo, un diezmo de diez dólares puede que no le parezca mucho a una persona joven, a pesar de que solo gana 100 dólares por semana. Pero más tarde, esa misma persona, ahora exitosa y rica, puede tener dificultades para dar 1.000 dólares, a pesar de que esa cantidad representa el mismo porcentaje de su salario. Dios sabe esto acerca de nosotros y nos bendecirá según el caso, para que no cedamos a la tentación de alejarnos de Él y adorar el regalo en vez del Dador.

Por no ser mayordomos sabios, el Señor puede quitarnos algunas de sus bendiciones. Por tanto, imitemos la acción de gracias y la alabanza del salmo de hoy. Recuerde: Dios “no quitará el bien a los que andan en integridad” (Sal 84.11).

Todo lo bueno viene de Dios (Stg 1.17). Ande de acuerdo con la voluntad del Señor, obedezca sus caminos, y Él derramará su bondad sobre usted.

Devocional original de Ministerios En Contacto

212

Dios es bueno para con todos

| Blog |
Enlace
About The Author
-