Podemos enfrentar con valentía el futuro, sabiendo que Dios está siempre con nosotros.

Jueces 7.8-15

Como habitantes de un mundo caído, a menudo enfrentamos angustias y obstáculos que parecen insuperables. Pero, como hijos de Dios salvos y seguros en Cristo, nunca estamos más allá del alcance del aliento del Señor. A veces nos llega por medio de las Sagradas Escrituras, o por las palabras oportunas de un hermano en la fe, pero el Padre celestial también puede usar cualquier circunstancia para levantar nuestro espíritu y aumentar nuestra confianza en Él.

Esto es justo lo que el Señor hizo con Gedeón, quien sin duda estaba preocupado por tomar solo 300 hombres para luchar contra el poderoso ejército madianita. Dios colocó de manera estratégica a Gedeón para escuchar a un soldado enemigo relatando un sueño espantoso sobre la derrota que les causarían los israelitas. Tal circunstancia le aseguró a Gedeón que el Señor estaba obrando en esta situación, y que les daría la victoria.

Dios usó ese incidente para fortalecer la fe de Gedeón, y hoy alienta a sus hijos de manera parecida. Las circunstancias inesperadas y esperanzadoras que aparecen en nuestros momentos más oscuros no son accidentes, sino valiosos generadores de la seguridad que viene del Señor. Cuando recordamos las evidencias pasadas de su fidelidad, podemos enfrentar con valentía el futuro, sabiendo que Dios está siempre con nosotros.

Devocional original de Ministerios En Contacto

165

El aliento de Dios en los tiempos difíciles

| Blog |
Enlace
About The Author
-