El Todopoderoso se ocupa de todo lo que sucede en la vida de sus hijos, incluso de las circunstancias más difíciles.

Romanos 5.1-11

Cuando enfrentamos pruebas dolorosas, podemos sentirnos tentados a dudar del amor de Dios por nosotros, en especial si creemos que la paz y la felicidad son evidencia de su amor, y que los problemas no lo son. En el pasaje de hoy, el apóstol Pablo nos ayuda a ver el propósito del Padre celestial al permitir que suframos. Las tribulaciones están destinadas a producir perseverancia, temple y esperanza porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones.

En vez de ceder a las dudas, deje que las siguientes verdades acerca del fiel amor de Dios le den esperanza. Su amor es…

PERFECTO. Él siempre hace lo mejor para nosotros para lograr su objetivo de transformarnos a la imagen de su Hijo.

CONFIABLE. Primera de Juan 4.8 nos dice que el amor es una parte integral de la identidad de Dios. Sería contrario a su naturaleza no amar a su pueblo, y Él nunca contradice su propio ser.

CONSISTENTE. El Todopoderoso se ocupa de todo lo que sucede en la vida de sus hijos, incluso de las circunstancias más difíciles. La Biblia nos enseña a considerar las dificultades como la actividad de un buen Padre que nos ama (He 12.6).

Si alguna vez tiene dudas, recuerde que el Señor orquestó la demostración de amor más grande de todas: la muerte de su Hijo en la cruz.

Devocional original de Ministerios En Contacto

99

La confianza en el amor de Dios

| Blog |
Enlace
About The Author
-