¿Está usted buscando sinceramente alabar y adorar a Dios?

Juan 4.19-24

El servicio de adoración es un término que se usa a menudo para describir la reunión de creyentes en la iglesia. Pero ¿está teniendo lugar allí una verdadera adoración? Dios no busca asistentes para llenar los bancos, sino verdaderos adoradores.

Cuando Cristo se encontró con la mujer samaritana, parte de su conversación fue acerca de la práctica religiosa. Ella estaba enfocada en cuál era el lugar de adoración correcto, pero el Señor le dijo que había dos aspectos mucho más importantes. La verdadera adoración a Dios debe hacerse “en espíritu y en verdad” (Jn 4.23).

Espíritu significa que nuestra alabanza no puede ser una actividad más en nuestra lista de tareas por hacer. La adoración auténtica no es una obligación, una carga o una tarea semanal, sino el reconocimiento pleno de la misericordia y la majestad de Dios. Verdad significa que la adoración no es una experiencia emocional, sino un acto que se base en la verdad de la Palabra de Dios.

Tómese un tiempo esta semana para hacerse un chequeo espiritual. Piense en por qué asiste a la iglesia. Pregúntese: ¿Es solo por hábito o deber? ¿Estoy buscando sinceramente alabar y adorar a Dios?

Devocional original de Ministerios En Contacto

168

Preparación para la alabanza

| Blog |
Enlace
About The Author
-