La sanidad de nuestros corazones debe ser una prioridad en nuestro caminar con el señor. Jesús vino a sanar a los quebrantados de corazón y dar libertad a los cautivos. 2335

Ver más