Puedes responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo llamó pidiendo oración por este milagro?
  • ¿Cuál era el problema?
  • ¿Cuánto tiempo llevaba con ese problema?
  • ¿Cuál fue el resultado después de la oración?
  • ¿Quién era el predicador?
  • ¿Cuál fue la palabra o prédica el día que llamó?