¿Alguna vez se ha preguntado qué haría si practicar su fe, dar testimonio de Cristo a los demás o asistir a la iglesia resultara en persecución y muerte?

Daniel 6

¿Alguna vez se ha preguntado qué haría si practicar su fe, dar testimonio de Cristo a los demás o asistir a la iglesia resultara en persecución y muerte? En ciertos lugares del mundo, muchos cristianos enfrentan tal escenario, pero se aferran a sus convicciones en vez de ceder ante las presiones, aun cuando hay quienes sufren en gran manera por su fidelidad a Jesucristo.

El profeta Daniel enfrentó algunas situaciones difíciles como resultado de sus convicciones, pero nunca sacrificó sus principios, incluso cuando el simple acto de orar podría haberle costado la vida. Su confianza en el Señor se mantuvo firme cuando fue puesto en el foso de los leones. De hecho, su fe firme y el hecho de haber sido salvado por Dios, tuvieron un poderoso impacto en el rey pagano, quien decretó que todas las personas de su reino debían temer al Dios de Daniel.

Hoy tenemos la misma opción: vivir de acuerdo con nuestras convicciones, o comprometer nuestros principios con tal de tener paz y seguridad. No tiene que ser una cuestión de vida o muerte. A veces, solo queremos evitar el ridículo, evadir conflictos o llevarnos bien con los demás. Aunque podamos conseguir un bienestar temporal, perdemos la oportunidad de dar testimonio de Cristo y de influir en los demás.

Devocional original de Ministerios En Contacto

16

Vivir por convicciones

Enlace
About The Author
-