La Biblia es la mente misma de Dios puesta en palabras para que el hombre pueda conocer a su Hacedor más plenamente.

Isaías 55.9-11

Entre en cualquier librería, y encontrará libros que abordan todos los temas imaginables. Las secciones de autoayuda son extremadamente populares y accesibles. Pero, ¿tienen todos estos “expertos” credenciales dignas de confianza? Hay una manera para encontrar guía e información que jamás engaña: la Biblia bendecirá y ayudará a todo el que la lee y aplica su instrucción. He aquí lo que el Autor de la Biblia, “el Dios de verdad” (Is 65.16), dice acerca de su Palabra:

1. La Biblia da orientación para la vida (Sal 119.105). Dios usa su Palabra para guiarnos, sin importar nuestras circunstancias. El Espíritu Santo puede tomar incluso sencillos versículos que parecen trillados a primera vista, y aplicarlos a nuestra situación específica.
2. Las Sagradas Escrituras nos fortalecen cuando estamos afligidos o en dificultades (Sal 119.28, 116). Cuando dedicamos tiempo para pensar en lo que Dios dice, recordamos que Él nos ama, que le interesa nuestra situación y que puede encargarse de cualquier cosa que estemos enfrentando. El miedo y el dolor se convierten en paz, esperanza y confianza gozosa.

3. La Palabra de Dios nos ayuda a entender nuestras motivaciones internas (He
4.12). Las Sagradas Escrituras actúan como un espejo que nos permite vernos tal como somos realmente.

La Biblia es la mente misma de Dios puesta en palabras para que el hombre pueda conocer a su Hacedor más plenamente. Al profundizar nuestra comprensión del Padre celestial, aprendemos cómo vivir exitosamente y a no temer a la muerte. ¿Hasta qué grado depende usted de este maravilloso Libro como el fundamento para su vida?

Devocional original de Ministerios En Contacto

303

El Libro de los libros

Enlace
About The Author
-