Dios ha estado en actividad desde el primer versículo de la Biblia.

Génesis 45.3-8

Dios ha estado en actividad desde el primer versículo de la Biblia, y todavía está dirigiendo acontecimientos que involucran a naciones, familias e individuos. Y aunque Él adapta su plan específicamente a cada individuo, nuestro Padre celestial quiere que todas las personas vengan a la fe salvadora en Cristo.

La transformación de los creyentes para que se conviertan en un reflejo de Jesús es un largo proceso de cambios pequeños; esto significa que el trabajo de Dios puede, a veces, parecernos lento. El Señor le aseguró a Abraham que sería el padre de naciones, pero tuvo que esperar varias décadas para el nacimiento del hijo prometido (Gn 15.1-5). Aunque Dios estuvo trabajando todo el tiempo, Abraham debió haberse preguntado si el Señor había olvidado la promesa. Dios actúa con paciencia, y su tiempo le permite coordinar cada detalle de manera perfecta.

A los creyentes les gusta compartir historias sobre la dramática intervención del Señor en sus vidas. Saber que Él da, rescata o sana, es emocionante y alentador. Pero también trabaja de maneras que pueden parecer poco importantes. Por ejemplo, después de llegar a Egipto, José fue solo un criado en la casa de Potifar, pero este fue su primer paso para convertirse en el segundo al mando de ese país (Gn 39.1-4; 41.41). Dios tiene un propósito para todo lo que llega a nuestra vida, incluyendo amistades, trabajo y situaciones.

Si usted desea experimentar a Dios en acción, no tiene que esperar a que Él haga algo grande en su vida. Esté atento, porque cada día es una oportunidad para verle. Lea su Palabra para que pueda entender cómo ha actuado en la vida de otros, y luego observe cómo interviene en la suya.

Devocional original de Ministerios En Contacto

413

La manera como Dios obra

| Blog |
Enlace
About The Author
-