La gracia de Dios es asombrosa. 2 Corintios 12.7-10 La gracia de Dios es asombrosa. No solo se ocupa de nuestro pecado a través de la cruz, sino también nos fortalece y nos sustenta cada día. El Señor nunca vacila en su buen propósito para nosotros, ni es frustrado. Su gracia sustentadora es la respuesta […]

Ver más