Los finales de año y los principios del siguiente son tiempos donde reflexionamos, hacemos propósitos y trazamos metas. Para muchos es cerrar ciclos e iniciar nuevos. Para otros es tratar de hacer un borrón y cuenta nueva. Pero sea cual sea tu perspectiva de cómo enfrentar de la mejor manera el final del 2018 y el inicio del 2019, permíteme darte 5 recomendaciones de actitudes que puedes incorporar para ver la mano de Dios en el nuevo año.

1- Ten un espíritu agradecido.
Un corazón agradecido valora los momentos, las oportunidades, reconoce la gracia y el amor de Dios. Aún si tu 2018 fue difícil, agradece al Padre que te ha sostenido en el proceso. He aprendido que si uno es agradecido, entonces se prepara para recibir lo mejor en el futuro cercano.
En el libro de Colosenses en el capítulo 3 y final del verso 15 el apóstol Pablo dice: “Sean agradecidos” dentro de una serie de instrucciones para una vida poderosa. No pierdas la oportunidad de empezar este año agradeciendo a Dios y también alegrándote porque la fidelidad de Dios estará contigo. Un espíritu agradecido traerá alegría y gozo a tu alma.

2- Deja que la paz de Cristo gobierne en tu corazón, no te culpes más por lo que no has podido lograr.
Siguiendo con las instrucciones de Pablo en libro de Colosenses 3, en el verso 15 dice: “Que gobierne en sus corazones la paz de Cristo, a la cual fueron llamados en un solo cuerpo.” Para que Jesús gobierne en tu vida, debes ceder la autoridad, entregar el dominio a Su voluntad. Permite que Él dirija tu destino, consulta con Él tus planes, tus decisiones y tus acciones. Si permites que Jesús esté en la ecuación en toda tu vida, Él la llenará de paz. Su Shalom cubrirá los vacíos en tu ser. Cuando hablo de Shalom no es solamente ausencia de conflicto. Shalom en la Biblia implica que la gracia y la suficiencia de Dios vienen a colmar, llenar y suplir todo en ti y en tu hogar. No puedes cambiar el pasado, pero puedes abrirte paso para un futuro de gloria con el gobierno de Jesús. Así que no pierdas tiempo lamentándote por lo que no hiciste y actúa ya en lo que sí puede cambiar o influir en lo nuevo que se avecina.

3- Vístete de amor.
Colosenses 3:13 dice “de modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes. Por encima de todo, vístanse de amor, que es el vínculo perfecto.” Para vestirse con algo nuevo, primero hay que quitarse el vestido viejo, así que no puedes andar el vestido de la amargura, resentimiento ni rencor, pensando que el nuevo año traiga algo mejor. Si quieres un año diferente, vístete diferente, vístete de amor. Ama en abundancia, sin reservas, demuestra amor a los cercanos y a los no tan cercanos. Ama con acciones amatorias y no solo con palabras o buenas intenciones. Disfruta tu familia, abrázala, atiéndela. Toma interés por la gente. Y sobre todo, ama a Dios.

4- No te canses de hacer el bien.
Comienza este año siendo generoso, ayudador, procura sembrar buenas semillas para que en el 2019 Dios te dé las mejores cosechas. Gálatas 6:9-10 dice: “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos, si no nos damos por vencido.” Si algo es determinante para conquistas en la vida, es la actitud de fe de un sembrador.

5- Conviértete en un adorador en medio de lo cotidiano.
Haz de la rutina diaria una oportunidad para adorar a Dios fuera de la liturgia religiosa de un culto. Si estás limpiando la casa, deja que tu acción sea en sí misma una tarea en la cual adoras. Haz que en tu pensamiento esté presente agradar a Dios, preséntate como un sacrificio vivo de adoración. Esto quiere decir que lo que hagas, lo que digas, lo que emprendas debe ser para la gloria del Padre. El Salmo 34 dice: “Bendeciré al Señor en todo tiempo; mis labios siempre lo alabaran.” Esto es, permite que en lo sencillo, simple y rutinario, puedas encontrar un momento para adorar a Dios, quien merece todo de ti.
Si procuras incorporar estas actitudes a tu vida declaro en el nombre de Cristo Jesús que verás a Dios de una manera extraordinaria con gracia y bendición en el 2019.

Escrito por Adiel Barquero

1644

5 actitudes para ver la mano de Dios en el nuevo año

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-