Dios está siempre con nosotros, aunque a veces no podamos sentir su presencia.

Juan 14.16-26

Dios está siempre con nosotros, aunque a veces no podamos sentir su presencia. Puede haber situaciones en las que nos sentimos cerca de Él; mientras que en otras ocasiones, puede parecer distante y desligado de nuestra vida. Sin embargo, como creyentes, podemos estar seguros de que es nuestro compañero constante, estemos o no conscientes de su presencia. Esta verdad puede empoderar y transformar su vida. Hay dos declaraciones en el pasaje de hoy que son el fundamento de nuestra confianza acerca de la presencia de Dios. El Señor Jesús dijo: “Yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad” (Jn 14.16, 17). Después añadió: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él” (Jn 14.23). ¡Qué realidad tan asombrosa: el Dios trino ha venido a vivir en quienes hemos recibido el perdón y la salvación de Cristo!

Con esta verdad anclada en nuestra mente y en nuestro corazón, podemos saber que sin importar lo que estemos pasando, incluso al perder a un ser querido, no estamos solos. Al estar en Cristo, tenemos su paz en medio de las tormentas, pues no hay nadie más poderoso o competente que el Dios Todopoderoso, que mora en nosotros y nos da su consuelo y fortaleza. Debemos recordar la presencia de Dios, pues, tendemos a olvidarla. Pero cuanto más recordemos que Él está con nosotros, más podremos discernir su actividad y su consolación en nuestra vida. Oremos para mantener en el primer plano de nuestras mentes este aspecto del carácter de Dios.

Devocional original de Ministerios En Contacto

245

Dios está con nosotros

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-