Él nos enseñará con paciencia, una y otra vez, las lecciones del caminar por fe, hasta que aprendamos a confiar en Él.

Génesis 12.10-20

Aprender a andar por fe requiere tiempo. Como hemos visto, Abraham escuchó a Dios y le obedeció. Después, con el tiempo, aprendió a dominar otras
disciplinas.

Dependencia. La vida cristiana es de confianza en Dios. Abraham entendía en quién podía confiar para encontrar respuesta a sus necesidades: Dios conocía perfectamente el plan, y tenía todos los recursos necesarios para cumplir su voluntad por medio de Abraham.

Esperar en Dios. Esta puede ser una de las disciplinas más difíciles de dominar. La Biblia afirma que incluso a Abraham, al gran hombre de fe, se le dificultó. Aunque nuestra naturaleza humana quiere acción, el Señor a menudo le pide a su pueblo que se detenga (2 Cr 20.17). Él quiere que le dejemos actuar primero. A nosotros nos corresponde meditar en la Palabra, escuchar la voz de Dios y esperar hasta que Él nos ordene actuar. El Señor, mientras tanto, promete bendecir a quienes esperan (Is 64.4).

La confesión. Abraham no era perfecto. Cuando el hambre amenazaba, se dirigió a Egipto, no a Dios. Después mintió, lo que causó problemas a otros. Más tarde, a Sara le resultó difícil esperar la llegada del hijo prometido, por lo que ella y Abraham tomaron el asunto en sus propias manos (Gn 16.1-3). Nosotros también tropezaremos, pero si nos volvemos al Señor en arrepentimiento, recibiremos perdón y podremos volver a caminar por fe.

Dios sabe que somos imperfectos. Él nos enseñará con paciencia, una y otra vez, las lecciones del caminar por fe, hasta que aprendamos a confiar en Él. Solo debemos tener corazones y espíritus receptivos a su enseñanza.

Devocional original de Ministerios En Contacto

313

Disciplinas necesarias para andar por fe

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-