Pastor_Claudio (1)

“Claves para ser llenos del Espíritu Santo”

Cuando hay una tormenta, las aves pequeñas buscan refugio mientras que las águilas vuelan hacia las alturas. Esto es porque solo las águilas saben que elevándose, se alejan del peligro. Buscar a Dios también es mirar al cielo aún en medio de las dificultades y confiar. En la clase de hoy hablaremos acerca de las claves para ser llenos del Espíritu Santo y poder vivir una profunda transformación.
Dios siempre tiene una respuesta a tiempo. A veces la ansiedad nos trae frustración, es por eso que debemos buscar su presencia y esperar que las puertas sean abiertas a su manera. ¡No es con ejército ni con fuerza, sino con su Espíritu Santo!

Cuando uno comienza a poner su vista en las cosas de Dios, allí hay algo que comienza a cambiar. Esto nos lleva a dejar de darle lugar a la carne para priorizar lo espiritual. Así como Ester que nació esclava del reino persa, huérfana y pobre. Sin embargo cuenta la historia que ella no se pasaba la vida lamentándose por su soledad y pobreza, sino más bien que aún en momentos de presión pudo seguir el plan de Dios hasta darle la victoria total como reina del imperio. Así también el Señor tiene un propósito específico con nuestra vida.

¿Cómo conocer el plan que tiene Dios para cada uno de nosotros? Simplemente buscando su presencia en oración y expectativa. Es así como la oración nos permite “sintonizar” la voz de Dios. La búsqueda nos conecta con su presencia y nos abre los oídos espirituales para poder ser guiados.

El ayuno y la actitud de amor hacia el necesitado
Si leemos Isaías 58:6-8 veremos que la Palabra nos enseña acerca del ayuno y también de la importancia de tener una actitud que honre a Dios. Hay mucho que Él quiere derramar en tu vida, pero antes debes preparar tu corazón.

El Señor desea que lo busques con humildad y que derrames amor a quienes te rodean. Que seas de bendición a los demás. Y junto con esto, la Palabra nos enseña muchas promesas de bendición.

Dios quiere que lo encuentres
Si continuamos leyendo, en Isaías 58:9 ¡hay una tremenda revelación! Dios desea que lo conozcas y quiere que sepas que está cerca tuyo. No importa la situación que te toque atravesar, si buscas tener una actitud humilde y generosa, entonces ¡Él te mostrará su poder para abrir camino y acompañarte en todo tiempo!

Dios puede cambiar tu oscuridad en pureza
En el versículo 10 la Escritura nos habla acerca de aquellas cosas que hoy parecen que son imposibles de vencer. Quizás actitudes, defectos o cuestiones que son oscuras en nuestra vida, Dios puede transformarlas en nuestras mayores fortalezas si vivimos a su manera! Y en el versículo 11, el Señor nos promete guiarnos siempre, saciarnos en todo tiempo y fortalecernos. Aunque otros se quiebren y se cansen, ¡para ti siempre habrá esperanza! ¡Puesto que confiamos en Dios Todopoderoso!

Por tanto no te apresures, espera en el Señor. Permite que Él te guie y te llene de su presencia. ¿Cuál es el secreto para que las tinieblas retrocedan? Clamar y orar. Rendirse a Dios y buscarlo con todo el corazón.

Reconstructor de los muros
En el versículo 12 habla de la reconstrucción. En aquel tiempo, las ciudades estaban cercadas por grandes muros y vigías que controlaban la entrada y la salida. Cuando esos muros eran derribados, la ciudad quedaba desprotegida. Llevándolo a nuestra vida el Señor quiere decirte que no solo Él quiere reconstruir lo que el enemigo te ha destruido, sino que también tú serás alguien que levante los brazos de otros! Cuando uno ora y ayuna, Dios comienza a reparar los muros de protección alrededor de su vida y su familia. Cuando lo buscamos, somos fortalecidos espiritualmente y ya nada nos puede derribar!

¡Sed llenos!
En Hechos 2:1-4 vemos que había llegado la fiesta del Pentecostés. Ya había pasado la pascua que era la ocasión donde el pueblo hebreo recordaba al cordero sacrificado en Egipto que les había permitido salir de la esclavitud. Fueron también los días cuando Jesús, simbolizado por el cordero, había derramado su sangre para darnos la posibilidad de ser libres del pecado y la muerte eterna.

Unos cincuenta días después de la fiesta de la Pascua, era tradición que cada judío trajera a Jerusalén las primicias (era la primera cosecha o los primeros frutos obtenidos que los traían como ofrenda a Dios en el templo). Esta era la fiesta del Pentecostés. La gente viajaba con animales y con lo primero que había obtenido de su trabajo. Los hebreos festejaban la provisión divina y la Palabra escrita en las tablas de Moisés. Por su parte, los discípulos estaban juntos esperando la promesa que había anunciado Jesús en cuanto a que otro vendría en su lugar, pero no ya para vivir con ellos sino EN ellos.

De repente un fuerte viento conmovió la casa y ¡todos fueron llenos del Espíritu Santo! ¡La promesa se había cumplido! A partir de ese momento ya la voluntad de Dios no estaría escrita en tablas de piedra, sino en sus corazones.

La historia de la iglesia comenzó con la llenura del Espíritu Santo. Los mismos que días atrás estaban llenos de inseguridades y dudas, ahora estaban comenzando a experimentar una plenitud de santidad, gozo, victoria y liberación!
En Hechos 2:39 la Palabra afirma que esta llenura no fue solo para los apóstoles del Pentecostés, sino también para nosotros que creemos!

Este gran mover volvió a ocurrir en 1904 en Gales. Un joven huérfano comenzó a clamar a Dios por un cambio en su nación. Oró con tanta desesperación que algo comenzó a ser transformado. Un día le pidió a su pastor el permiso para predicar en su pequeña iglesia y solo 17 personas se quedaron a oír lo que tenía para decir. Sin embargo al poco tiempo ya eran multitudes que estaban siendo impactadas por el Espíritu Santo! Toda la nación, Europa y hasta América fueron conmovidas por este gran mover que comenzó con la simple oración sincera y profunda de un jovencito.

Lo que más necesitamos es ser llenos del Espíritu Santo. Todo lo demás llega a su tiempo. Por tanto es necesario que comencemos a buscar de Dios en ayuno y oración. Procurando tener una actitud de amor y generosidad para quienes nos rodean.  ¡Dios desea que lo encuentres y que seas lleno de su presencia!

www.claudiofreidzon.org

Facebook: Claudio Freidzon

32115

Claves para ser llenos del Espíritu Santo

| Blog, Temas Comunes |
Enlace
Acerca del Programa
-

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>