La ira solo produce malas relaciones y mal testimonio. Efesios 4.26, 27 Ayer aprendimos cómo lidiar con el enojo constante en nuestra vida. Hoy descubriremos el principio de Dios para evitar el resentimiento prolongado. Es importante entender que los creyentes podemos tener momentos de enojo y aún así seguir estando bien con Dios. Pero la […]

Leer más

La furia que nos endurece el corazón se convierte en un bastión para Satanás. Efesios 4.30-32 En una vida recta no hay lugar para el enojo constante, ya sea en forma de rabia o de resentimiento. La furia que nos endurece el corazón se convierte en un bastión para Satanás. El método carnal para “curar” […]

Leer más