Cristo busca y bendice a los pobres en espíritu, a los humildes y carentes de poder. Nuestra inclinación natural es llenar lo que está vacío. Si compramos una casa, podríamos llenarla de muebles. En un restaurante, los camareros vuelven a la mesa para asegurarse de que nuestros vasos estén llenos. Si nos sentimos vacíos, podríamos […]

Ver más