El Señor no es solo nuestro Creador sino también nuestro Salvador. Por medio de Cristo, el Padre nos ha salvado de la destrucción eterna. Marcos 12.28-34 La mayoría de nosotros estamos familiarizados con lo que se conoce como el Gran Mandamiento: amar al Señor con todo nuestro corazón, alma y mente. Sin embargo, ninguno de […]

Ver más