Aunque suene algo radical, Dios nos dice que seremos juzgados por nuestras palabras ociosas, aquellas vacías, perezosas, en neutro, que no producen. 11387

Ver más

Aunque suene algo radical, Dios nos dice que seremos juzgados por nuestras palabras ociosas, aquellas vacías, perezosas, en neutro, que no producen. 258

Ver más