El Antiguo Testamento nos presenta a Sarah como hermosa y estéril; El Nuevo, como elegida y libre. Es vital que pases del pensamiento antiguo al nuevo porque, cuando te enfocas en el contraste entre lo hermoso y lo estéril de tu vida, cometes ciertos errores que tienes que arreglar, para no perder tiempo y fuerzas, […]

Ver más