Una de las razones por las que a veces no entendemos la Biblia, es porque la leemos de manera desorganizada.

Salmo 119.89-96

Una de las razones por las que a veces no entendemos la Biblia, es porque la leemos de manera desorganizada. Sin embargo, cuando lo hacemos de manera sistemática, vemos el plan de redención de Dios revelado de una manera ordenada.

El plan. En Génesis 1 y 2, el Señor creó los cielos y la Tierra y todo lo que los llena, pero su plan de redención a través de la muerte de su Hijo ya estaba establecido antes de la creación (1 P 1.18-21).

La necesidad. En Génesis 3, el pecado entró en el mundo, pero Dios sacrificó a un animal para cubrir la vergüenza de los pecadores y prometió enviar a un Redentor.

Preparación. Dios escogió a la nación de Israel, a través de la cual se proclamó como el único Dios verdadero, y trajo al Mesías al mundo.

Redención. Los Evangelios documentan que el Señor vino como el Mesías, murió como el sacrificio de Dios por el pecado del hombre, resucitó y ascendió al cielo.

Proclamación. El libro de los Hechos habla del crecimiento de la Iglesia por medio de la difusión del evangelio.

Explicación. Dios inspiró a los apóstoles a escribir cartas a las iglesias acerca de la fe, así como instrucciones para el crecimiento espiritual.

Culminación. El libro de Apocalipsis revela el futuro reino de Cristo, en el que sus seguidores se unen a Él por la eternidad.

Aunque la Biblia está organizada en secciones, no hay que olvidar que funciona como un todo. Una vez que entendemos su bosquejo, podemos ver conectados los elementos de la historia de nuestra redención.

Devocional original de Ministerios En Contacto

539

Cómo está estructurada la Biblia

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-