Las oraciones fervientes están motivadas por un corazón cargado y un fuerte sentido de impotencia personal.

Santiago 5.13-18

Santiago 5.16 (NBLA) dice: “La oración eficaz del justo puede lograr mucho”. Eficaz, justo eso es lo que queremos que sea nuestra oración, sobre todo en las crisis. Veamos más de cerca lo que Dios busca cuando nos comunicamos con Él:

FERVOR. Las oraciones fervientes están motivadas por un corazón cargado y un fuerte sentido de impotencia personal. Por lo general, se centran en algo específico que nos importa mucho. La Biblia se refiere a este tipo de oración como “esforzarse intensamente” (Col 4.12 LBLA).

JUSTICIA. Cuando hemos puesto la fe en el Hijo de Dios, somos declarados justos debido a nuestra posición en Él. En otras palabras, a través del Salvador, hemos sido reconciliados con Dios y adoptados como sus hijos. Pero la palabra justo también puede ser usada para referirse a la conducta de un creyente, es decir, describe a la persona que se halla en Jesucristo (Fil 3.9) y obedece a Dios. Si no de forma voluntaria, y a sabiendas, nos involucramos en el pecado, entonces no estamos viviendo con justicia.

No siempre oramos con fervor, ¿verdad? Tómese un momento para reflexionar acerca de los aspectos de su vida en los que podrían mostrar conductas carentes de justicia, y preséntelas con sinceridad a Dios. Sus preocupaciones le importan a su Padre celestial, y Él escuchará.

Devocional original de Ministerios En Contacto

842

Cómo orar en medio de las crisis

| Blog |
Enlace
About The Author
-