Ezequiel 22.30 | Reina-Valera 1960
«Y busqué entre ellos hombre… que se pusiese en la brecha».


Alguien dijo: «La oración mueve la mano que mueve el mundo». Por eso la oración debe tener en tu vida el lugar que le corresponde: el primer lugar. En Glorious Intruder, Joni Eareckson Tada escribe sobre Diane, quien sufre de esclerosis múltiple: «En su tranquilo santuario, Diane mueve su cabeza levemente en la almohada y mira a la pizarra de corcho en la pared. Recorre con su vista cada tarjeta aguantada con tachuelas… cada foto. Cada trozo de papel prendido cuidadosamente en una hilera. La quietud se rompe cuando Diane comienza a murmurar. Está orando. Algunos la mirarían, entumecida e inmóvil, y moverían sus cabezas: “¡Qué pena! Su vida no tiene significado”. Pero Diane está confiada… está convencida de que su vida es importante y que su tarea de oración sí cuenta. Ella mueve las montañas que bloquean los caminos de los misioneros. Ayuda a abrir los ojos de los ciegos espirituales en el Sudeste de Asia. Hace retroceder el reino de las tinieblas que oscurece los callejones de las gangas en el este de Los Ángeles. Ella ayuda a las madres sin hogar, a los niños maltratados, a los adolescentes rebeldes y a los ancianos que mueren solos y olvidados en el asilo de ancianos un poco más abajo en su misma calle. ¡Diane es una intercesora! Ella ha escuchado el llamado de Dios: “Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha”. Así que Diane está en primera fila avanzando el evangelio de Cristo, alentando a los santos débiles, inspirando a los creyentes que dudan y deleitando a su Señor y Salvador». ¿Te estás «poniendo en la brecha» por alguien hoy?

¡Anímate! Tus oraciones moverán a Dios y Él estará ahí para ayudarte.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

545

Ponte en la brecha

Enlace
Acerca del Programa
-