A medida que nuestra relación con el Señor se profundiza, tendremos más deseos de obedecerle.

Santiago 4.8

Tengo un amigo que, por cierto tiempo, fue consumidor de drogas. Hace poco, su familia se dio cuenta de que esta actividad había cesado, aunque él no la había dejado deliberadamente. ¿Cuál fue la razón de que desapareciera su deseo de seguir consumiendo droga?

La razón era que mi amigo estaba más satisfecho con el Señor. Ya no necesitaba lo que el mundo le ofrecía para sentirse bien. ¡Qué ejemplo tan excelente de crecimiento en Cristo!

Además de encontrar satisfacción en Dios, hay muchos otros indicadores de crecimiento que son evidentes para el creyente. Por ejemplo, perdonar se vuelve más fácil con el tiempo. Pensemos en nuestro Salvador, quien pidió al Padre que perdonara incluso a quienes lo habían crucificado (Lc 23.34).

Asimismo, a medida que maduremos, nuestra fe aumentará. Dios nos ama, y con misericordia y delicadeza desarrolla nuestra confianza en Él. Otra señal de un caminar más estrecho con Cristo es un interés mayor por la condición espiritual de los demás.

Y, por último, a medida que nuestra relación con el Señor se profundiza, tendremos más deseos de obedecerle. Este deseo no nace del temor, sino del amor a nuestro Padre Celestial. Del mismo modo, cuando pequemos, tendremos un corazón contrito y humillado.

¿Está usted ya satisfecho espiritualmente? ¿O tiene un hambre cada vez mayor e insaciable de Jesús? Si piensa que ya ha caminado lo suficiente con Cristo, está cometiendo un terrible error. Se está perdiendo de la gran plenitud y emoción que se experimentan al estar cerca de Él.

Devocional original de Ministerios En Contacto

129

Evidencia de crecimiento espiritual

Enlace
About The Author
-