El amor es la fuerza que impulsa la fe. Toda obra o acción que sea ceremonial, ritual o física carece de significado. Lo que realmente tiene valor es la fe, ya que la fe es lo que Dios nos dio para recibir de Él. Y esa fe funciona por medio del amor, de acuerdo a […]

Ver más

Al igual que el hijo pródigo, nos arrepentimos y volvemos a nuestro Padre, recibiremos su perdón y seremos recibidos con regocijo. Lucas 15.11-24 La historia del hijo pródigo es quizás la parábola más conocida de Cristo. Es posible que nos guste tanto, porque podemos identificarnos con la narración, pues todos nos hemos apartado de la […]

Ver más

Para ser libres de un espíritu no perdonador, debemos comprender que ese espíritu es resultado del egocentrismo. Salmo 103.10-14 ¿Alguna vez ha venido al Señor en arrepentimiento, confesando su pecado, y aun así ha seguido sintiéndose culpable? A veces, el problema es que no podemos perdonarnos a nosotros mismos. Por lo tanto, entramos en un […]

Ver más

Si nos negamos a perdonar, sufriremos consecuencias dolorosas. Génesis 50.15-21 Uno de los ejemplos más hermosos de un espíritu perdonador se encuentra en el libro de Génesis. A pesar de ser víctima de los celos, las malas intenciones, la conspiración malintencionada y el desprecio egoísta, José tuvo una actitud de perdón que es poco común […]

Ver más

Dios nos ve con la misma claridad que vio a la mujer samaritana. Juan 4.7-27 ¿Cuándo necesitamos más de la seguridad del amor de Dios? ¿No es, por lo general, cuando experimentamos el dolor más profundo? Si está sufriendo por el rechazo, fracaso o cualquier circunstancia que esté probando su fe, recuerde que el Señor […]

Ver más

El Espíritu Santo nos capacita para perdonar cada vez que nos sometemos a Él. Efesios 4.30-32 ¿Lleva heridas consigo a todas partes? Tal vez alguien le dijo o hizo algo que le hirió ayer, y no puede dejar de pensar en eso. O quizás el agravio sucedió hace muchos años, y todavía le afecta. Dios no […]

Ver más

Dios no nos ha llamado solo a renunciar a nuestra amargura; nos ha dado los medios para hacerlo. Efesios 4.30-32 Es un dilema común: Alguien nos hirió, y sabemos que debemos perdonar, pero no podemos. A pesar de todas nuestras promesas a Dios de dar por olvidado el agravio, seguimos recordando el hecho, hasta que […]

Ver más

Como hijos de Dios, estamos llamados a una comunión íntima con Dios. Mateo 6.9-15 Cuando alguien le hace un mal, ¿cuál es su mayor preocupación? La mayoría debemos reconocer que nos preocupamos más por nosotros mismos o por nuestros seres queridos. Estamos llenos de ira o dolor, y el perdón es lo último en nuestra […]

Ver más

Cuando Cristo sufrió la gran injusticia de la cruz, confió su vida al Padre . ¿Puede usted imitar su ejemplo y confiar a Dios las injusticias que le han hecho? Mateo 18.21-35 Para los seguidores de Cristo, la meta es llegar a ser cada vez más como Él, y una de las mejores […]

Ver más

La vida consagrada de un creyente honrará a Cristo y guiará otros hacia Él. Lucas 6.46-49 El Creador dio a Adán y Eva dos mandamientos: primero, llenar la tierra y gobernarla; y, segundo, no comer de cierto árbol del huerto . Debido a que escogieron desobedecer, su relación con Dios se rompió, y […]

Ver más

Cuando decidimos perdonar, el resentimiento pierde su poder sobre nosotros. Mateo 18.21-35 Debido a la propensión del hombre al pecado, estamos rodeados de oportunidades para perdonar a los demás. Tal vez hemos sido criticados, defraudados o lastimados. En este mundo caído, la lista de malas acciones es interminable. Pero, ¿cómo debemos manejar los agravios de […]

Ver más

Como nuevas criaturas en Cristo, tenemos el poder del Espíritu Santo que mora en nosotros para perdonar y extender misericordia a los demás, así como Dios ha sido misericordioso. Efesios 4.31, 32 ¿No le parece interesante el hecho de que los niños pequeños no guarden rencor? Pueden llorar y patalear, pero una vez que su […]

Ver más

La muerte de Jesucristo garantizó nuestra libertad del pecado y nuestro lugar con Dios. Juan 1.29-34 Cuando Juan el Bautista vio que el Señor se acercaba, declaró que Cristo era el Cordero de Dios. Este concepto era familiar para los israelitas, ya que su ley requería la ofrenda de sangre como expiación por el pecado […]

Ver más

Cuando buscamos al Señor, Él se convierte en nuestro refugio. Salmo 25 ¿Qué le motiva a hablar con Dios? A lo largo de la Biblia se nos ordena orar. De hecho, Cristo consideraba que la oración era tan esencial que se apartaba con regularidad de las multitudes para pasar tiempo a solas con su Padre (Mr […]

Ver más

Cuando entendemos el verdadero significado y el alcance del amor que hemos recibido, entonces podemos perdonar. Un amor que no se apaga “Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni lo ahogarán los ríos” Cantares 8:7 Un matrimonio viajaba en auto sin dirigirse la palabra. El esposo iba conduciendo muy serio, y su esposa, […]

Ver más

Dios no solo usa las dificultades para enseñarnos, sino también para que demos testimonio de la vida de Cristo por medio de nuestra manera de actuar. Proverbios 26.4 Cuando surge un conflicto, muchas veces queremos apresurarnos a defender nuestra posición. Tal vez, incluso, pensemos que sea correcto culpar a otros. Pero Santiago 1.19 ofrece un […]

Ver más

¿Cómo maneja usted las acusaciones y las críticas? El perdón es lo único que evitará que sea víctima del resentimiento. Mateo 18.21-35 El conflicto es parte de la vida. Puede originarse por malentendidos, diferencia de opiniones o convicciones profundas. Pero ese malestar se deriva, a menudo, de la envidia, el orgullo o el hambre de […]

Ver más

Lo que Dios espera de nosotros es que perdonemos cuando seamos heridos, y que nos arrepintamos cuando pequemos contra alguien. Gálatas 5.19-25 Hay algo en nuestra naturaleza humana que se resiste a ser controlado por otros. Aunque en apariencia podemos someternos a la autoridad, es posible que no aceptemos la obediencia en nuestros corazones. Por […]

Ver más

Ningún pecado será más grande, o más frecuente, que la capacidad que tiene Dios de perdonarnos. Romanos 6.11-13 La misericordia de Dios es eterna. A veces, sin embargo, un cristiano se convence de que el perdón divino tiene límites. Esto sucede, por lo general, cuando la persona ha confesado repetidamente un pecado, pero continúa practicándolo. […]

Ver más

Dios escucha nuestras oraciones cuando nos arrepentimos y venimos a Él en el nombre de Jesús. Juan 14.12-14 Jesús enseñó muchas cosas sobre la oración, y su importante papel en la vida del creyente. También prometió que nuestras peticiones serán respondidas si cumplimos ciertos requisitos. Una condición se menciona en Juan 14.14: después de recibir […]

Ver más

El perdón da libertad de la turbación que acompaña el resentimiento. Mateo 6.9-15 Perdonar a quienes nos han herido es una de las tareas más difíciles. El tener simplemente el deseo de obedecer a Dios, o de decir las palabras correctas, no cumple necesariamente la tarea. Los recuerdos y el dolor pueden permanecer en la […]

Ver más

Cuando aceptamos el perdón del Señor, renunciamos a guardar resentimiento. Mateo 18.21-35 El perdón puede definirse como dejar el resentimiento contra alguien y renunciar al derecho de desquitarse; mientras que la falta de perdón exige que el culpable pague por el mal que hizo. Según estas definiciones, el no perdonar parece ser lo justo, y […]

Ver más

La ira solo produce malas relaciones y mal testimonio. Efesios 4.26, 27 Ayer aprendimos cómo lidiar con el enojo constante en nuestra vida. Hoy descubriremos el principio de Dios para evitar el resentimiento prolongado. Es importante entender que los creyentes podemos tener momentos de enojo y aún así seguir estando bien con Dios. Pero la […]

Ver más

Debemos tratar a los demás como queremos ser tratados. Mateo 22.36-40 La mayoría de nosotros conoce la Regla de oro desde la niñez: debemos tratar a los demás como queremos ser tratados. Para los niños, esta regla parece tener sentido. Es lógico compartir si ellos quieren que los demás compartan con ellos; y evitar golpear […]

Ver más

A medida que nuestra relación con el Señor se profundiza, tendremos más deseos de obedecerle. Santiago 4.8 Tengo un amigo que, por cierto tiempo, fue consumidor de drogas. Hace poco, su familia se dio cuenta de que esta actividad había cesado, aunque él no la había dejado deliberadamente. ¿Cuál fue la razón de que desapareciera […]

Ver más

Jesús es el camino a la vida eterna, y el Espíritu Santo da la dirección y el poder divinos para vivir rectamente. 1 Corintios 15.3, 4 La salvación llena a los creyentes de gozo, pero el diablo trata de disminuir su efecto sembrando duda y confusión en nosotros. Uno de los propósitos de Satanás al […]

Ver más

El consuelo y el cuidado de Dios son suficientes para superar cualquier dolor. 2 Corintios 1.3, 4 El cuidado de Dios por nosotros se extiende aun a los detalles más pequeños de nuestra vida. Él sabe cuando sus hijos sufren, y anhela consolarles . La compasión del Señor es personal, continua y está siempre […]

Ver más

Sentirnos avergonzados puede llevarnos a dudar de la presencia, provisión y promesas de Dios. Efesios 1.3-14 Ayer vimos que la culpa puede ser falsa o legítima. Pero, en ambos casos, su efecto sobre nosotros es el mismo. Sentirnos avergonzados puede llevarnos a dudar de la presencia, provisión y promesas de Dios. La culpa puede hacernos […]

Ver más