Las buenas obras no significan nada para Dios, a menos que sean el resultado de una relación con Él. Lucas 6.46-49 Muchos creyentes se desanimarán al saber que ayudar a los demás no les reserva un lugar en el cielo. Las buenas obras no significan nada para Dios, a menos que sean el resultado de […]

Leer más

La manera más segura de despojarse del resentimiento es a través de la oración. Salmo 37.1-4 La envidia puede destruir la vida de un cristiano. Un sentimiento de disgusto por lo bueno que le ocurre a otra persona también puede dañar el testimonio de un creyente, ya que a menudo hace que la gente actúe […]

Leer más

¿Alguna vez ha considerado que el rescate espiritual es aún más importante que la liberación física? Salmo 119.145-160 Nos encantan las películas que se apoderan de nuestra atención con historias de personas atrapadas, indefensas y que buscan de manera frenética una forma de escapar. Aunque eso no es algo que queremos en la vida real. […]

Leer más

La culpa falsa es un arma poderosa que el enemigo usa para desviar nuestros pensamientos del Señor. Salmo 32.1-7 La culpa viene de un sentimiento de responsabilidad por las malas acciones. La convicción puede resultar de los esfuerzos del Espíritu Santo por apartarnos del pecado y guiarnos a nuestro Padre celestial. Pero no toda culpa […]

Leer más

Como hijos de Dios, estamos llamados a una comunión íntima con Dios. Mateo 6.9-15 Cuando alguien le hace un mal, ¿cuál es su mayor preocupación? La mayoría debemos reconocer que nos preocupamos más por nosotros mismos o por nuestros seres queridos. Estamos llenos de ira o dolor, y el perdón es lo último en nuestra […]

Leer más

Por ser Dios omnisciente, amoroso y soberano, podemos confiar en que su respuesta será la mejor para nosotros. Salmo 34.15-17 En medio de las crisis, el Señor está dispuesto a ayudarnos, y tiene el poder de hacerlo. Pero antes de que intervenga y libere su poder en nuestra situación, exige un corazón recto. Esto, por supuesto, […]

Leer más

1. Nunca más confesaré «no puedo» porque «todo lo puedo en Cristo que me fortalece.» 2. Nunca más confesaré carencia, porque «Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.» 3. Nunca más confesaré temor, porque «no nos ha dado Dios espíritu […]

Leer más