El Espíritu Santo nos convence de nuestra culpabilidad ante Dios y, por fortuna, no tenemos que estar separados de Él ahora o por la eternidad. Romanos 8.1-8 Las Sagradas Escrituras enseñan que un aspecto de la obra del Espíritu Santo es convencernos de pecado . Su propósito es apartarnos de nuestra iniquidad y dirigirnos […]

Ver más

Dios quiere que usted viva para siempre con Él. 1 Corintios 15.1-4 En nuestros hogares usamos detectores de humo para alertarnos de incendios. El tablero de nuestro automóvil tiene luces para indicar un mal funcionamiento. Seríamos tontos si ignoráramos sus advertencias. De la misma manera, los pasajes de la Biblia nos advierten acerca de las […]

Ver más

Cuando recibimos a Jesús como nuestro Salvador, su obra expiatoria es acreditada a nuestra cuenta. Colosenses 2.13, 14 La humanidad tiene una gran deuda. En el mundo físico, nuestro deseo de tener un nivel más alto de vida y más “cosas” ha llevado a saldos excesivos en las tarjetas de crédito y a hipotecas difíciles […]

Ver más