Hechos 28.5 | Nueva Versión Internacional
«Pero Pablo sacudió la mano y la serpiente cayó en el fuego».


Se cuenta la historia de un granjero que tenía una mula que se cayó en un pozo. Como no tenía forma de sacarla, decidió enterrarla allí. Consiguió un camión lleno de tierra y lo descargó encima de la mula. Pero en vez de quedarse debajo, la mula comenzó a patear y resoplar hasta que logró pararse encima de la tierra. Y siguió haciéndolo durante toda la tarde. Cada vez que le descargaban encima un camión lleno de tierra, se sacudía y se paraba encima de ella. A fin de cuentas, cuando la tierra llegó hasta el borde del pozo, la mula simplemente resopló y salió caminando. Estaba más sucia, pero también era más sabia. Lo que se suponía que la enterrara, simplemente la llevó hasta la cima. Cuando iba de camino a Roma, Pablo naufragó en la isla de Malta. Mientras estaba recogiendo leña una serpiente lo mordió en la mano. ¿Qué hizo? La Biblia dice que simplemente «se sacudió». En estas dos historias hay una lección importante. Puedes quedarte en el pasado o puedes sacudirte y proseguir hacia el futuro que Dios ha planeado para ti. En Filipenses 3.13, Pablo —un hombre con un pasado violento— escribe sobre «[olvidar] lo que queda atrás y [esforzarse] por alcanzar lo que está delante». Ahora bien, Pablo no olvidó su pasado, simplemente se sacudió y siguió adelante. Tal vez digas: «Pero es que fallé terriblemente». La Biblia nos dice en Isaías 43.25: «[Él] no se acuerda más de tus pecados». A veces el perdón requiere un proceso de sanidad y ese proceso comienza en el momento en que tomas la decisión de perdonarte a ti mismo, a los demás y «sacudirte».

Puedes quedarte en el pasado o puedes sacudirte y proseguir hacia el futuro que Dios ha planeado para ti.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

454

¡Sacúdete!

Enlace
Acerca del Programa
-