¿En qué camino diría usted que viaja hoy? El camino angosto no siempre es fácil, pero es donde encontraremos plenitud de gozo, paz y justificación.

Mateo 7.13, 14

El camino ancho es fácil de encontrar. De hecho, a menos que usted tome la decisión consciente de evitarlo, ahí es donde se encontrará caminando. A la mayoría de la gente le gusta este camino ancho porque es cómodo, bastante fácil y aceptado por la sociedad.

De lo que no se dan cuenta quienes viajan por el camino ancho es que este no conduce a la vida. Todas las “promesas” que da de satisfacción y felicidad terminan en desilusión porque es un camino sin Dios.

En cambio, el camino angosto sigue la dirección y los deseos del Padre celestial. En Mateo 7.14 (NVI), cuando el Señor Jesucristo habló de nuestras opciones, dijo: “Angosto [es] el camino que conduce a la vida”. ¿Y cuál es ese camino angosto? Es “el camino, y la verdad, y la vida”; en otras palabras, el Señor mismo (Jn 14.6). Quienes entran por la puerta estrecha de la fe en Cristo, encuentran la paz y el gozo de una relación con Él, que de verdad satisface el corazón.

¿En qué camino diría usted que viaja hoy? El camino angosto no siempre es fácil, pero es donde encontraremos plenitud de gozo, paz y justificación (Sal 16.11; Ef 2.14; 1 Co 1.30). Y si escogemos al Señor Jesucristo, Él promete estar con nosotros por la eternidad.

Devocional original de Ministerios En Contacto

143

Dos puertas, dos caminos

| Blog |
Enlace
About The Author
-