¿Cómo te sientes al saber que el corazón del Señor para con usted sigue siendo el mismo, sin importar cuáles hayan sido sus decisiones o el tiempo que pasó alejado de Él?

Para sacarle el máximo provecho a este devocional, lea los pasajes a los que se hacen referencia.

El Sermón del monte, donde encontramos las Bienaventuranzas, no era sobre cómo ser más corteses o aceptables en la sociedad. El Señor Jesucristo quería recordarles a sus seguidores que Dios examina el corazón; el Padre celestial busca nuestra consagración a Él en todos los aspectos de nuestra vida, incluso nuestros pensamientos y deseos.

Esa verdad corresponde a otra de las importantes lecciones del Señor que se encuentra en la parábola del hijo pródigo (cf. Lc 15.11-32). El hijo menor se apartó de su padre y de su familia, para buscar placer y satisfacción en el mundo material. Luego, desolado, regresa a casa y ve a su padre corriendo hacia él desde muy lejos. Lo mismo sucede con nuestro Padre celestial: por su gran amor, corre hacia sus hijos para reconciliarlos con Él, sin importar dónde hayan estado o qué hayan hecho.

PIENSE EN ESTO
• Lea la historia del hijo pródigo en Lucas 15. ¿Se identifica más con el hermano mayor que con el menor?

• Piense en el padre de la historia como una representación de Dios. ¿Cómo se siente al saber que el corazón del Señor para con usted sigue siendo el mismo, sin importar cuáles hayan sido sus decisiones o el tiempo que pasó alejado de Él?

Devocional original de Ministerios En Contacto

566

El corazón del Señor por su pueblo

| Blog |
Enlace
About The Author
-