En el nombre del Señor Jesús. Estas seis palabras tocan de manera maravillosa el corazón de nuestro Padre celestial.

Juan 14.13

Ayer leímos que orar en el nombre de Cristo afirma nuestra relación con Él y nuestro acceso directo al Padre. También declara que tenemos…

AUTORIDAD PARA DIRIGIR PETICIONES A DIOS. Cristo está sentado a la diestra de Dios, donde intercede por nosotros (He 7.25). Dice que pidamos lo que necesitemos, y nos da autoridad para entrar en el salón del trono en cualquier momento y hablar con el Padre. Toda persona que ha puesto su fe en el Salvador tiene el derecho a usar el nombre del Señor Jesús.

ACUERDO CON LOS PROPÓSITOS DE DIOS. En el nombre del Salvador, podemos hacer peticiones al Padre, pero debemos estar de acuerdo con sus propósitos. Esto significa alinear nuestras oraciones con su carácter y su voluntad, y hacer de su obra la prioridad —no la nuestra. Podemos aprender a orar de acuerdo con el plan de Dios si permanecemos en su Palabra y dejamos que ella influya en nuestros pensamientos.

SEGURIDAD DE UNA RESPUESTA. “En el nombre del Señor Jesús” es también una frase de confianza. Demuestra que creemos que nuestras oraciones serán escuchadas y respondidas.

En el nombre del Señor Jesús. Estas seis palabras tocan de manera maravillosa el corazón del Padre. Usarlas es una poderosa prerrogativa que tenemos como hijos de Dios. Ejerzamos bien este privilegio.

Devocional original de Ministerios En Contacto

182

El poder del nombre de Jesús

Enlace
About The Author
-