Sacrificar principios justos para complacer a los demás nos mantendrá alejados de lo que Dios ha planeado para nuestra vida.

Hebreos 10.32-39

Es fácil mantenernos firmes en nuestras creencias cuando estamos con personas de ideas afines en la Iglesia. Pero si estamos entre personas que dudan o están en desacuerdo con el cristianismo, necesitamos valor para defender la verdad de la Palabra de Dios.

En estas situaciones, podríamos estar tentados a faltar a nuestras convicciones por temor a:

LA CRÍTICA. Los que defendemos la verdad de Dios seremos criticados por quienes no comparten nuestras convicciones.

EL RECHAZO. Si compartimos nuestra fe, es posible que no seamos aceptados por quienes siguen sus propios deseos.

LAS PÉRDIDAS. A veces no queremos adoptar una posición consagrada porque podríamos perder amigos. Pero quien nos impida obedecer al Señor no es un amigo de verdad.

Sacrificar principios justos para complacer a los demás nos mantendrá alejados de lo que Dios ha planeado para nuestra vida. Es mejor vivir para Cristo y obedecer sus mandatos, para que podamos glorificarle.

Como pueblo de Dios, nos aferramos a nuestras convicciones, sin importar las consecuencias. Agradar a Cristo es nuestra mayor prioridad y bien vale la pena que permanezcamos firmes por Él.

Devocional original de Ministerios En Contacto

92

Aferrados a las convicciones

| Blog |
Enlace
About The Author
-