La Palabra de Dios advierte acerca de los falsos maestros y profetas, cuyas destructivas doctrinas pueden causarnos daños terribles.

Filipenses 4.8, 9

Mucha gente piensa que no importa lo que uno crea, siempre y cuando se crea en algo. Pero, en realidad, nuestra fe afecta todos los aspectos de nuestra vida. Eso no quiere decir que todo lo que hagamos estará ciento por ciento alineado con nuestras convicciones —después de todo, ¡no somos perfectos! Sin embargo, como regla general, nos guiamos por lo que aceptamos como verdadero.

Por ejemplo, creer lo que dice la Biblia afectará la manera en que usemos nuestros dones, la manera en que tratemos a los demás, y nuestras decisiones en cuanto al gasto o la inversión de nuestro dinero. Y, por supuesto, la decisión más importante en la vida —confiar en el Señor Jesucristo— depende de si creemos que es quien afirma ser.

La Palabra de Dios contiene muchos pasajes que advierten sobre los falsos maestros y profetas, cuyas destructivas doctrinas pueden causarnos daños terribles. Pero si tenemos una base sólida, es mucho menos probable que seamos engañados. Por eso las Sagradas Escrituras nos enseñan cómo protegernos de la mentira y llenar nuestra mente con la verdad. Si usted no ha desarrollado todavía el hábito diario de pasar tiempo en la Palabra de Dios, ¿por qué no comienza hoy mismo?

Devocional original de Ministerios En Contacto

113

Estar claros en lo que creemos

| Blog |
Enlace
About The Author
-