La única constante en nuestra vida es el Señor mismo, es Él en quien debemos enfocarnos.

Salmos 111

Ayer dijimos que la voluntad de Dios es que demos gracias en todo. ¿Cómo podemos hacerlo? Cuando sucede algo desagradable, ciertamente no nos sentiremos agradecidos, pero la Biblia dice claramente que Dios quiere que sus hijos expresen gratitud en todas las situaciones.

Si esperamos mantener un espíritu de agradecimiento, debemos encontrar una motivación firme. De lo contrario, nuestro agradecimiento fluirá y refluirá según nuestra condición del momento. Puesto que la única constante en nuestra vida es el Señor mismo, es Él en quien debemos enfocarnos.

Primero, podemos estar agradecidos por las demostraciones del poder y la sabiduría de Dios que se manifiestan en su creación. Las montañas, los mares, los bosques y los campos revelan su bondad por la manera que Él creó una habitación tan hermosa para nosotros. Por lo tanto, al levantar los ojos al cielo, vemos la inmensidad de su poder y su creatividad. Y al mirar en un microscopio, observamos su intrincado diseño incluso de las partículas más pequeñas de la creación.

Otra razón para estar agradecidos es el cuidado providencial de Dios. Todos los días nos refugiamos en su protección, guiados por su Espíritu y nutridos física y espiritualmente por su gracia y Palabra infalible.

Sobre todo, debemos estar siempre agradecidos por nuestra redención. Sin la salvación por medio de Cristo, estaríamos sin Dios, tanto en este mundo como en la eternidad. Así que, incluso cuando la vida nos decepcione, debemos recordar que hay una herencia reservada para nosotros en el cielo. ¡Esa es razón suficiente para estar agradecidos siempre!

Devocional original de Ministerios En Contacto

62

La motivación para estar agradecidos

Enlace
About The Author
-