Dios diseñó las relaciones para ayudarnos y alentarnos, por lo que es fundamental que las personas con las que nos asociemos, valoren al Señor por encima de todo lo demás.

Efesios 5.1-10

Todos debemos actuar de manera deliberada en cuanto a cómo nos relacionamos con los no creyentes. Con diferentes creencias y valores, pueden llevarnos por mal camino, quiéranlo o no.

El apóstol Pablo escribió acerca de este dilema. Pidió a los corintios que consideraran lo que tenían en común: la justicia y la injusticia; la luz y las tinieblas; Cristo y Satanás (2 Co 6.14,
15). La respuesta es: Nada. Su punto era que los creyentes y los no creyentes valoran las cosas de manera diferente, y esto puede ser difícil de manejar, en especial cuando se trata de…

MATRIMONIO. Primera a los Corintios 7.13 enseña que el creyente debe mantenerse casado, y ser una dulce fragancia de Cristo en el hogar.

NEGOCIOS. No hay garantía de que la asociación entre un cristiano y un no creyente fracase. Pero con prioridades y perspectivas diferentes, pueden esperarse desacuerdos. Pero, pase lo que pase, el creyente debe ser como Cristo en todo.

ORGANIZACIONES. Sea suspicaz si una asociación se opone al nombre de Cristo, o si una iglesia no ve la necesidad de tener una relación personal con Cristo.

Dios diseñó las relaciones para ayudarnos y alentarnos, por lo que es fundamental que las personas con las que nos asociemos, valoren al Señor por encima de todo lo demás.

Devocional original de Ministerios En Contacto

424

Las advertencias de Dios en cuanto a las relaciones

Enlace
Acerca del Programa
-