En los próximos 30 días estaremos convocando al pueblo de Dios a un tiempo de oración continental sobre nuestros países. Unidos como un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo Jesús de habla hispana, el pueblo que está en el territorio americano y hoy conforma la generación que vive el año 2020 declaramos sobre nuestros territorios la palabra de Dios.

Descarga aquí la guía de oración por cada día en PDF: GUÍA DE ORACIÓN PDF.

1. El día de hoy, nosotros tu pueblo nos humillamos e invocamos tu nombre Señor, oramos, buscamos tu rostro y decidimos convertirnos de nuestros malos caminos. Tu palabra dice que entonces: Tu oirás desde los cielos y perdonarás los pecados de nuestro pueblo y sanarás nuestra tierra. Lo creemos así Señor.
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado y oraren y buscaren mi rostro y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra. 2 de Crónicas 7:14.

2. Hoy declaramos que en este país le creemos al Señor nuestro Dios y estamos seguros, le creemos a los profetas y por lo tanto somos prosperados.
“Creed en Jehová vuestro Dios y estaréis seguros, creed a sus profetas y seréis prosperados.” 2 Crónicas 20:20.

3. Tu Señor has dicho que nos volvamos a ti y tu te volverás a nosotros, hoy decidimos volvernos al Dios todopoderoso, al comandante en jefe de los ejércitos celestiales creyendo que tu Señor te volverás a nosotros y nos perdonarás.
Diles, pues: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Zacarías 1:3

4. Hoy declaramos que en nuestra tierra el amor y la verdad se encontraron, se besarán la paz y justicia, de la tierra brotará la verdad y desde el cielo se asomará la justicia. El Señor traerá prosperidad y nuestra tierra dará su sustento. Dios mismo dará bienestar a nuestro país.
El amor y la verdad se encontrarán; se besarán la paz y la justicia, de la tierra brotará la verdad y desde el cielo se asomará la justicia. El Señor mismo nos dará bienestar y nuestra tierra rendirá su fruto. La justicia será su heraldo y le preparará el camino. Salmo 85: 10-13.

5. Dios tiene planes para mi nación, planes de bien y no de mal para darnos un futuro y una esperanza.
Pues conozco los planes que para ustedes tengo, dice el Señor. Son planes de bien y no de mal para darles un futuro y una esperanza. Jeremías 29:11. Biblia al día.

6. Mi país es una nación bienaventurada, porque nuestro Dios es el Señor, pues Él ha elegido a mi nación como su herencia.
Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, El pueblo que él escogió como heredad para sí. Salmo 33:12.

7. Hoy yo le hablo a mi tierra y le digo: Tierra no temas; alégrate y gózate porque Jehová hará grandes cosas, hará maravillas.
Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas. Joel 2:21-23.

8. Confesamos que mi país le servirá al único Dios, todas las autoridades de esta nación se postrarán delante de Él y en mi tierra te serviremos solo a ti, Señor.
Todos los reyes se postrarán delante de él; Todas las naciones le servirán. Salmo 72:11.

9. Hoy decidimos llenarnos y fortalecernos de esperanza regresando a nuestra fortaleza que es como una ciudad fortificada, pues tu nos prometes restituirnos, darnos en bendición el doble de cuanto sufrimos.
Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de esperanza; hoy también os anuncio que os restauraré el doble. Zacarías 9:12

10. En nuestra nación tu pueblo te escucha y te obedece diligentemente; cuidando de cumplir todos tus mandamientos y tu Señor nos bendecirás.
Si obedeces al Señor tu Dios en todo y cumples cuidadosamente sus mandatos que te entrego hoy, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las demás naciones del mundo. Si obedeces al Señor tu Dios recibirás todas estas bendiciones. Deuteronomio 28: 1.

11. Señor hoy venimos delante de ti clamando por nuestra nación, seguros de que nos responderás y nos enseñarás cosas grandes, importantes, maravillosas e inimaginables y ocultas que no conocemos que ocurrirán aquí.
Clama a mi y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que no conoces. Jeremías 33:3

12. Mi Dios abrirá su buen tesoro, el cielo para bendecir la obra de nuestras manos en su tiempo. Declaramos que en nuestra nación se da un clima atrayente para los negocios, un florecimiento de la economía. Nuestro país prestará a muchas naciones y no pediremos prestado.
Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones y tú no pedirás prestado. Deuteronomio 28:12.

13. Declaramos que en nuestro país se levantan lideres con un corazón de acuerdo con el corazón de Dios, que reconocen al Señor y lo sirven con corazón perfecto y con ánimo voluntario.
Oh Dios concede al rey tu amor por la justicia y da rectitud al hijo del rey, ayúdale a juzgar correctamente a tu pueblo. Salmo 72:1.

14. Hoy declaramos que, en mi país, andaremos a tu luz Señor y que nuestras autoridades andarán al resplandor de tu nacimiento y sobre mi tierra, amanecerá Jehová y sobre nosotros será vista tu gloria en el nombre de Cristo Jesús.

Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento. Isaías 60: 2-3.

15. En mi país, cuidamos de los pobres, los juzgamos con justicia y declaramos en nuestra tierra la eliminación y erradicación total de la pobreza. En mi nación hay justicia social.
Bienaventurado el que piensa en el pobre. Proverbios 41:1.
Si un rey juzga al pobre con justicia, su trono perdurará para siempre. Proverbios 29:14.

16. Declaramos que nuestro país está libre de corrupción, que nuestra nación tiene hombres y mujeres honestos, temerosos de Dios, consagrados solo a El.
El te transformará en un pueblo santo, consagrado a El. Deuteronomio 28:9 Biblia al día.

17. Mi nación será salva y andará a la luz de la gloria de Dios que la ilumina; y las autoridades de mi nación traerán la gloria y honor solo a Él.
Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella. Apocalipsis 21:24

18. Confesamos que nuestro país será adornado con justicia, nuestra nación estará lejos de opresión porque no temerá y de temor porque no se acercará a ella, si alguno conspirare en contra de nuestro país lo hará sin ti, Señor y delante de ti caerá.
Con justicia serás adornada; estarás lejos de opresión, porque no temerás, y de temor, porque no se acercará a ti. Si alguno conspirare contra ti, lo hará sin mí; el que contra ti conspirare, delante de ti caerá. Isaías 54:14-15.

19. El Señor ha puesto centinelas sobre los muros de mi nación que nunca callarán, ni de día, ni de noche, nosotros los que invocamos al Señor no descansamos.
Sobre tus muros, Oh Jerusalén, he puesto guardas; todo el día y toda la noche no callarán jamás. Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, Isaías 62:6.

20. En mi país habrá una reactivación económica, vendrán estrategias del cielo, se dará eliminación sobrenatural del endeudamiento.
El te bendecirá en todo lo que hagas y tu prestarás a muchas naciones y no tendrás necesidad de pedir prestado de ellas”. Deuteronomio 28:12

21. Hoy declaramos que las puertas de mi nación se abren para que entre la gente justa, guardadora de verdades. Mi país es ciudad fuerte y Dios puso salvación por muro y antemuro en mi país.
En aquel día cantarán este cántico en tierra de Judá: Fuerte ciudad tenemos; salvación puso Dios por muros y antemuro. Abrid las puertas, y entrará la gente justa, guardadora de verdades. Isaías 26:1-2.

22. Hoy declaramos que nuestro país prospera, nuestra tierra es bendecida, todo lo que se emprende en mi país surge y florece en el nombre de Cristo Jesús.
El Señor te asegurará bendición en todo lo que hagas y llenará tus depósitos con granos. El Señor tu Dios te bendecirá en la tierra que te da.” Deuteronomio 28: 8.

23. Gracias Señor porque tú prometes salvar al pueblo afligido, contigo Señor desbarataremos ejércitos y contigo mi Dios asaltaremos muros. Perfecto es tu camino, escudo eres a mi país, a mi nación que espera en ti.
Porque tú salvas al pueblo afligido, Mas tus ojos están sobre los altivos para abatirlos. 2 Samuel 22:28,31.
Contigo desbarataré ejércitos, y con mi Dios asaltaré muros. En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos los que en él esperan. 2 Samuel 22:31.

24. Hoy afirmamos que en mi tierra reposa la paz, la tranquilidad, el confort, el gozo y la prosperidad.
Toda la tierra está en reposo y en paz; se cantaron alabanzas. Isaías 14:7.

25. Declaramos hoy que nuestro pueblo no será destruido por falta de conocimiento, hoy confesamos que no vamos a desechar el conocimiento, ni olvidarnos de la ley de Dios.
Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. Oseas 4:6.

26. Señor hoy declaramos que nuestra nación es pueblo tuyo, que guardamos tus mandamientos y andamos en tus caminos por lo que tu nos transformarás en un pueblo santo consagrado a ti. Clamamos por un país libre de corrupción, una nación de hombres y mujeres honestos, temerosos de Dios, en todos los estratos de nuestra sociedad.
Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios y anduvieres en sus caminos. Deuteronomio 28:9

27. Mi pueblo tiene esperanza en el Señor. En sus manos está el porvenir de mi tierra. Hubiéramos desmayado sino supiéramos que veremos su bondad en la tierra de los vivientes.
Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes. Salmo 27:13

28. Nos apropiamos de la Palabra de Dios y declaramos que Dios librará a mi nación de las manos de aquellos que quieren hacerle daño.
Pero en aquel día yo te libraré, dice Jehová, y no serás entregado en manos de aquellos a quienes tú temes. Jeremías 39:17.

29.Hoy confesamos que en esta nación tu pueblo confía en ti y te es fiel por lo tanto tu nos guardas en perfecta paz.
Tu guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Isaías 26:3.

30. Hoy nos levantamos y edificamos y declaramos que el Dios de los cielos prosperará a mi nación, fiel es el que prometió y él hará.
Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén. Nehemías 2:20.

1265

Declaraciones por las naciones 2020

Enlace
About The Author
-