Dios nos creó a cada uno de una manera especial, y nos ha dado todo lo que necesitamos para servirle y glorificarle.

Hebreos 13. 20, 21

Algunas veces los seguidores de Cristo tienen una idea errónea en cuanto a su papel versus el papel de Dios. Piensan que Dios está sentado en su trono, esperando satisfacer las necesidades de ellos cuando lo invocan. Aunque Él es un Padre misericordioso y proveedor, debemos cuidarnos de asumir que existe para servirnos.

La realidad es que existimos para Dios. Él nos creó para sus propósitos, y ha equipado a cada creyente para que le sirva de alguna manera. Según Efesios 2.10, “somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”. Dios diseñó todo lo que tiene que ver con nosotros, para capacitarnos para desempeñar el trabajo que predestinó mucho antes de nuestro nacimiento.

• Nos creó a cada uno con la personalidad y el cuerpo que necesitaríamos para cumplir su propósito para nuestra vida.

• Dios nos ha dotado de las fuerzas, habilidades y destrezas necesarias para hacer lo que planeó para nosotros.

• El Espíritu Santo nos ha dado dones espirituales con los cuales podemos servirnos unos a otros en la iglesia.

• Cada experiencia en nuestra vida es utilizada por Dios para equiparnos, de modo que podamos hacer su voluntad. Tanto los momentos agradables como los difíciles moldean nuestro carácter, nos ayudan a madurar espiritualmente y nos capacitan para ser de bendición para los demás.

Dios nos creó a cada uno de una manera especial, y nos ha dado todo lo que necesitamos para servirle y glorificarle. Lo único que debemos hacer es obedecerlo con total confianza en su gracia y su poder.

Devocional original de Ministerios En Contacto

262

Equipados por Dios

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-