¿Quiere usted crecer espiritualmente y ser transformado en su andar diario de fe?

Salmo 27

Las personas se preguntan: “¿Qué puedo hacer para crecer como cristiano?”. A menudo buscan una senda hacia la madurez, alguna acción que puedan realizar. Pero la verdadera clave para mejorar nuestra relación con Cristo no se basa en el servicio, el conocimiento o cualquier otro logro exterior que el mundo pueda admirar. La madurez verdadera y la efectividad dependen de la relación de su corazón con el Señor, en vez de algo que usted llegue a hacer por Él. Al entender esta verdad, todo el paradigma cambia. Pone a todos los cristianos en el mismo nivel, desde el predicador de alto perfil hasta el miembro más callado de la iglesia. Las capacidades, los logros y la personalidad del creyente son mucho menos importantes que el compromiso de conocer a Dios.

El Señor llamó a David un “varón conforme a mi corazón” (Hch 13.22). ¿Qué era lo que Dios valoraba tanto de él? Sin duda, cometió bastantes errores, pecados y demostró muchos defectos de carácter. Sin embargo, más que cualquier otra cosa, lo que caracterizó su vida era que buscaba conocer al Señor. Ya fuera un pastor de ovejas, un fugitivo, un guerrero o un rey poderoso, el tiempo que pasaba David con su Padre celestial era su sustento. Salmo tras salmo, David ponía todo ante el Señor, y de todo corazón anhelaba hacer su voluntad. Esta era su cualidad más grande. ¿Quiere usted crecer espiritualmente y ser transformado en su andar diario de fe? Dé un paso más allá de preguntar: “¿Qué puedo hacer por Dios para poder ser mejor cristiano?”. En vez de eso, venga ante el Señor, y dígale: “Heme aquí. Tienes acceso total a mi corazón”.

Devocional original de Ministerios En Contacto

402

La esencia de la madurez espiritual

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-