Si nos negamos a perdonar, sufriremos consecuencias dolorosas. Génesis 50.15-21 Uno de los ejemplos más hermosos de un espíritu perdonador se encuentra en el libro de Génesis. A pesar de ser víctima de los celos, las malas intenciones, la conspiración malintencionada y el desprecio egoísta, José tuvo una actitud de perdón que es poco común […]

Ver más

El espíritu rencoroso es como una raíz que se ramifica en todas las direcciones, que afecta cada aspecto de nuestra vida. Hebreos 12.12-15 Si alguna vez ha tratado de deshacerse de las malas hierbas en su jardín, sabe el gran problema que pueden ser. Las saca, y todo se ve muy bien por un tiempo, […]

Ver más

El Espíritu Santo nos capacita para perdonar cada vez que nos sometemos a Él. Efesios 4.30-32 ¿Lleva heridas consigo a todas partes? Tal vez alguien le dijo o hizo algo que le hirió ayer, y no puede dejar de pensar en eso. O quizás el agravio sucedió hace muchos años, y todavía le afecta. Dios no […]

Ver más

La ira no solo obstaculiza su obra en los creyentes y por medio de ellos; también aflige el corazón del Padre. Proverbios 19.19 Dios siente ira, y nos ha dado esta misma capacidad. La ira es una emoción común que surge cuando enfrentamos amenazas, insultos o injusticias. Sin embargo, debido a nuestra naturaleza caída, a […]

Ver más

Dios no nos ha llamado solo a renunciar a nuestra amargura; nos ha dado los medios para hacerlo. Efesios 4.30-32 Es un dilema común: Alguien nos hirió, y sabemos que debemos perdonar, pero no podemos. A pesar de todas nuestras promesas a Dios de dar por olvidado el agravio, seguimos recordando el hecho, hasta que […]

Ver más

Cuando Cristo sufrió la gran injusticia de la cruz, confió su vida al Padre . ¿Puede usted imitar su ejemplo y confiar a Dios las injusticias que le han hecho? Mateo 18.21-35 Para los seguidores de Cristo, la meta es llegar a ser cada vez más como Él, y una de las mejores […]

Ver más

Cuando decidimos perdonar, el resentimiento pierde su poder sobre nosotros. Mateo 18.21-35 Debido a la propensión del hombre al pecado, estamos rodeados de oportunidades para perdonar a los demás. Tal vez hemos sido criticados, defraudados o lastimados. En este mundo caído, la lista de malas acciones es interminable. Pero, ¿cómo debemos manejar los agravios de […]

Ver más

Dios no solo usa las dificultades para enseñarnos, sino también para que demos testimonio de la vida de Cristo por medio de nuestra manera de actuar. Proverbios 26.4 Cuando surge un conflicto, muchas veces queremos apresurarnos a defender nuestra posición. Tal vez, incluso, pensemos que sea correcto culpar a otros. Pero Santiago 1.19 ofrece un […]

Ver más

¿Cómo maneja usted las acusaciones y las críticas? El perdón es lo único que evitará que sea víctima del resentimiento. Mateo 18.21-35 El conflicto es parte de la vida. Puede originarse por malentendidos, diferencia de opiniones o convicciones profundas. Pero ese malestar se deriva, a menudo, de la envidia, el orgullo o el hambre de […]

Ver más

El perdón da libertad de la turbación que acompaña el resentimiento. Mateo 6.9-15 Perdonar a quienes nos han herido es una de las tareas más difíciles. El tener simplemente el deseo de obedecer a Dios, o de decir las palabras correctas, no cumple necesariamente la tarea. Los recuerdos y el dolor pueden permanecer en la […]

Ver más

La ira solo produce malas relaciones y mal testimonio. Efesios 4.26, 27 Ayer aprendimos cómo lidiar con el enojo constante en nuestra vida. Hoy descubriremos el principio de Dios para evitar el resentimiento prolongado. Es importante entender que los creyentes podemos tener momentos de enojo y aún así seguir estando bien con Dios. Pero la […]

Ver más

La furia que nos endurece el corazón se convierte en un bastión para Satanás. Efesios 4.30-32 En una vida recta no hay lugar para el enojo constante, ya sea en forma de rabia o de resentimiento. La furia que nos endurece el corazón se convierte en un bastión para Satanás. El método carnal para “curar” […]

Ver más

¿Qué tiene Jesús que hace que algunas personas sientan hostilidad? Mateo 2.12-18 Mire a su alrededor. Aunque muchos pueden estar disfrutando de los festejos de la Navidad, algunos siguen aferrados a la antipatía y al desdén. Pero no se sorprenda por esto: el problema no es la temporada; es el Salvador. Nuestra necesidad de salvación […]

Ver más