Nuestra tendencia natural es complacernos y servirnos, lo cual es lo opuesto a honrar a Dios. 1 Tesalonicenses 5.21-23 Los seres humanos nacemos con una naturaleza “no inclinada” al Señor. Nuestra tendencia natural es complacernos y servirnos, lo cual es lo opuesto a honrar a Dios. Al ser salvos, nuestro Padre comienza a inclinar nuestra […]

Ver más

Nuestra manera de reaccionar en el trabajo transmite un mensaje acerca del reino de Dios. Efesios 6.5-8 En ocasiones, los cristianos tienen la idea errónea de que su vida está segmentada en religiosa y secular, pero Dios no ve tales distinciones. En todo lo que hacemos, somos representantes vivos de Cristo, incluso en nuestro lugar […]

Ver más

Debemos andar en Él, dejando que tenga el control de cada decisión, acción, palabra, motivo, actitud y pensamiento. Colosenses 2.6-10 ¿Cómo pueden las personas que han puesto su fe en Cristo como su Salvador vivir en rebeldía contra Dios, con actitudes y conductas impropias? En realidad, cuando una persona es salva recibe una vida nueva; […]

Ver más

El deseo de nuestro Dios es derramar bendiciones sobre la vida de sus hijos. Salmo 145.18, 19 Ayer vimos que la idolatría consiste en darle a una persona u objeto el lugar que solo Dios merece, lo cual impide que disfrutemos de lo mejor que Dios tiene para nuestra vida. La Palabra de Dios también […]

Ver más

La meditación puede resultar difícil, pero como sucede con el ejercicio, las recompensas bien valen el esfuerzo. Salmo 19.14 Ya hemos analizado tres fundamentos de la meditación efectiva. Hoy completaremos la lista añadiendo los siguientes: 4. Silencio. ¡Esta puede ser una lucha muy grande! ¿Con qué frecuencia se sienta usted a orar, y termina siendo […]

Ver más

La obediencia absoluta es obedecer a Dios sin importar las consecuencias. Salmo 1 La Biblia proclama el gran poder y la majestad del Señor, al mismo tiempo que revela su inmenso amor y su misericordia. Él es digno de nuestro total sometimiento, pero no siempre lo recibe. ¿Está usted entre los que se rinden a […]

Ver más

Dios quiere seguidores dedicados a su plan de servir como embajadores de Cristo en un mundo perdido y herido. Efesios 3.14-16 Para estar físicamente bien, necesitamos ejercitar los músculos vigorosamente y con regularidad. Asimismo, si nuestro propósito es tener estabilidad espiritual, debemos utilizar nuestra mente para aprender y capacitarnos para ejercer control sobre nosotros mismos. […]

Ver más

El Espíritu Santo mora en el creyente desde el momento de la salvación; lo cual significa que su poder es asequible a partir de ese momento. Romanos 8.26, 27 El Espíritu Santo mora en el creyente desde el momento de la salvación; lo cual significa que su poder es asequible a partir de ese momento […]

Ver más

Los hijos de Dios hemos sido llamados a ser sus siervos. “Ama lo que haces, y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida”, dice un refrán moderno. Pero no siempre nos toca hacer lo que nos gusta, ni trabajar junto a gente fácil de llevar. Cualquier trabajo —incluso el que nos encanta— tiene […]

Ver más

Cada paso en la senda de Dios representa una decisión deliberada de seguirlo. Salmo 25.4-15 A pesar de que el Señor derrama su bondad sobre todas las personas, la capacidad de percibirla y disfrutarla está limitada por la negativa a adorarle como Dios. Para experimentar la plenitud de su bondad, debemos honrarlo eligiendo el camino […]

Ver más

El Espíritu Santo promete llenar al creyente que esté dispuesto a rendirle a Dios cada parte de su vida. Efesios 5.15-21 Todo creyente en Cristo tiene frente a sí una decisión trascendental. Dios ha dado a cada uno la responsabilidad de elegir quién gobernará su vida. El Espíritu Santo habita en los cristianos y los […]

Ver más

La única manera en que Cristo puede llevar nuestra carga es teniendo el control de nuestra vida. 1 Pedro 5.6-11 Dar nuestra carga al Señor para tomar su yugo puede sonar como una contradicción. Pero el yugo de Cristo no es otro tipo de carga. En realidad, es un símbolo de la transformación del creyente: […]

Ver más