El pastor Otoniel Font, de la iglesia Fuente de Agua Viva en Puerto Rico nos habla desde su corazón acerca de cómo se recupera la congregación y Puerto Rico después de que el país fue azotado por dos huracanes.

¿Que daños sufrió Fuente de Agua Viva?
Nuestra iglesia es más que un solo edificio o una congregación. Para la gloria de Dios tenemos múltiples lugares de reunión en Puerto Rico, contamos con medios de comunicación e instituciones educativas para bendecir nuestra isla. De alguna manera u otra todas nuestras facilidades fueron impactadas. La más notable es el templo principal el cual sufrió daños en más de un 50% de su estructura y mucho daño por el agua. Nuestros sistemas de comunicaciones no están en el aire ya que las antenas y otros equipos necesitan ser reparados.

¿Cómo tomaron la decisión de comenzar de nuevo en vez de reconstruir?
Nunca fue una opción el no volvernos a levantar y reconstruir. Hemos creído que es una oportunidad que Dios nos da de poder bendecir a nuestra isla y al mundo de que Dios es un Dios que restaura.

Pastores Otoniel y Omayra Font junto a sus hijas.

¿De qué forma se mantiene la fe cuando parece que todo está destruido?
La palabra que está sembrada en nuestros corazones a través de los tiempos es en estos tiempos que florece. Son momentos como estos donde el Espíritu Santo se hace más presente en nuestras vidas recordándonos todo lo que él nos ha enseñado. Rodearse de personas con el mismo espíritu es vital para poder tener el ánimo correcto para seguir hacia adelante.

¿Que consejos le dan a personas que también han sufrido una perdida, y es tiempo de reconstruir su vida?
Es importante tomar autoridad sobre nuestros pensamientos y permitir que el Espíritu nos enfoque en el futuro y no en el pasado que perdimos. Los momentos de pérdidas son oportunidades que Dios nos da de poder re-evaluar nuestras prioridades y poder enfocarnos en lo importante para nuestro futuro.

¿En este año nuevo que comienza, cómo mantenemos las fuerzas para seguir adelante en eso nuevo que estamos construyendo en nuestras vidas?
La palabra de Dios es lo único que nos puede dar el sustento que necesitamos para continuar. Su palabra nos da aliento, nos da dirección, nos corrige y nos muestra el camino a seguir.


Tu ofrenda nos permite llegar a más lugares con el mensaje de las buenas nuevas de Jesucristo.
Haz click aquí para OFRENDAR.

911

Después de la tormenta – Otoniel Font

Enlace
About The Author
-