Nehemías 3.5 | Nueva Versión Internacional
«Sus notables no quisieron colaborar con los dirigentes».


Se cuenta la historia de un equipo de fútbol que estaba perdiendo por mucho el partido. Señalando al capitán, el entrenador seguía gritando desde la banda: «¡Patéale la pelota a Martínez! ¡Patéale la pelota a Martínez!». Harto y frustrado, el capitán finalmente le gritó: «¡Coach, Martínez no quiere la pelota!». Ayer hablamos de los que prefieren ser espectadores a jugadores. Hoy hablaremos de los que están en el equipo pero no quieren poner el corazón en él. Mientras estaba reconstruyendo las murallas de Jerusalén, Nehemías escribió: «Los de Tecoa reconstruyeron el siguiente tramo de la muralla, aunque sus notables no quisieron colaborar con los dirigentes». Esta gente padecía de dos enfermedades comunes en la iglesia que se conocen como «compromiso conveniente» y «participación limitada». Por cada persona que hace realidad su sueño encontrarás a cien que solo hablan de ello. Tal vez digas: «Voy a dejar que otra persona lo haga, para variar». Pero si otro siembra, entonces otro cosechará. ¿Te parece bien eso? En 2 Corintios 9.8 dice: «Dios proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra para compartir con otros». Cuando la bendición de Dios deja de fluir a través de ti, también deja de fluir hacia ti. Piensa a largo plazo. El tesoro en el cielo se va almacenando según el tesoro en la tierra se va usando. En Gálatas 2.20, Pablo habla del «Hijo de Dios, quien me amó y dio su vida por mí».

Cada vez que Dios te pida tiempo, dinero o talento recuerda lo que Él dio por ti y responde debidamente.


Si vives en EE.UU. y deseas recibir este devocional "Una Palabra para Ti Hoy" en español o en inglés puedes llamar al 800-856-6159.

DEJA UN COMENTARIO

298

Tú eres la Iglesia Parte 2

Enlace
Acerca del Programa
-