El Salvador decidió sufrir una muerte horrible en nuestro lugar, pagando el castigo por nuestros pecados. Hebreos 4.14-16 Dios Todopoderoso es recto y justo. Romanos 3.23 nos dice que todos hemos pecado, y que no somos aptos para estar en su presencia. Como resultado de su ira contra el pecado, estábamos condenados a la separación […]

Ver más