Cuando pusimos la fe en Cristo como nuestro Salvador, fuimos reconciliados con Dios. Romanos 5.1-2 Un día le pregunté a una camarera que me servía a la mesa. “Si usted pudiera pedirle algo a Dios, ¿qué le pediría?” Su respuesta fue inmediata: “Quiero sentir paz”. Con lágrimas en los ojos, me dijo que su abuela […]

Leer más